Elecciones Andalucía

Feijóo hace un guiño a los indecisos del PSOE y pide no relajarse

Asegura que a muchos socialistas «no les gusta el sanchismo». Pide proteger a Andalucía de la fragmentación y el populismo

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo durante un acto electoral de la formación de cara a las elecciones andaluzas el próximo 19 de junio, este domingo en Cádiz. EFE/Román Ríos.
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo durante un acto electoral de la formación de cara a las elecciones andaluzas el próximo 19 de junio, este domingo en Cádiz. EFE/Román Ríos. FOTO: Román Ríos EFE

«O sacamos una mayoría contundente o no nos dejarán gobernar». El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en presencia del levante gaditano –que tiró dos carpas–, llamó a la unidad del partido y alentó a que no haya confianzas en la recta final de la campaña. «Protejamos a Andalucía del populismo», proclamó Feijóo, quien pidió directamente el voto a los indecisos del PSOE.

Feijóo participó en un mitin en Cádiz junto a la número uno del partido por Cádiz, Ana Mestre, y el presidente provincial del partido, Bruno García; con el número tres de la formación, Elías Bendodo, en primera fila del auditorio del Parque Celestino Mutis de Astilleros. Dos terceras partes del discurso de Feijóo fue para arremeter contra Sánchez, contraponiendo la gestión de Juanma Moreno a la del Gobierno de coalición nacional. «España no se merece este carnaval», señaló Feijóo, que antes había apelado al «arte» y «el humor y el talento» de los gaditanos.

Feijóo arrancó poniendo en valor a la ex alcaldesa de Cádiz Teófila Martínez. El presidente del PP instó a pedir el voto sin dar nada por hecho y sin hacer caso a las encuestas. «Cada voto cuenta y cada voto puede decidir el último diputado en cada una de las ocho provincias», apuntó al tiempo que incidió en la diferencia que habría entre 45 y los 55 diputados que dan la mayoría absoluta. «Vamos a pedir el voto con confianza y vamos a trabajar para merecer la confianza» y que «Andalucía siga siendo referencia de estabilidad, más libre y próspera y con más oportunidades», dijo. «Juanma Moreno es la mejor opción para Andalucía y vamos a pedir a los ciudadanos que nos ayuden a gobernar Andalucía sin trabas, sin intermediarios, directamente con el pueblo andaluz», subrayó.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (c), junto al coordinador general del PP, Elías Bendodo (d) y la candidata número uno por Cádiz, Ana Mestre. Nacho Frade / Europa Press
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (c), junto al coordinador general del PP, Elías Bendodo (d) y la candidata número uno por Cádiz, Ana Mestre. Nacho Frade / Europa Press FOTO: Nacho Frade Europa Press

El líder popular pidió «proteger a Andalucía» de la fragmentación, el populismo y la inestabilidad que domina España. «Este gobierno ha solucionado más cosas en tres años y medio que el PSOE en tres décadas», subrayó de la labor de Moreno. «Tenemos un proyecto que no plantea miedos sino esperanza», abundó. «Este proyecto es propiedad de Andalucía», dijo. «La fragmentación dificulta la gobernabilidad. España no puede estar gestionada por aquellos que no creen en España. Andalucía no puede tener en el Gobierno a un partido que no cree en Andalucía», explicó. «Nada duradero se hace con la fractura social. Protejamos Andalucía del Gobierno que tiene España», dijo también. Feijóo aludió a un presidente rehén de las minorías. «Nadie confía en la estabilidad de un gobierno roto, fragmentado», señaló.

«Con más deuda, déficit e impuestos es capaz de gobernar hasta el PSOE», ironizó. «Dicen algunas encuestas que arrasamos pero no nos confundamos de domingo. Aquí no hay nada hecho. Cada voto cuenta, es determinante para el último diputado», dijo. «No es lo mismo sacar 45 que 55 diputados, es muy distinto», recordó. «Pido el voto para seguir construyendo hospitales y no pancartas, que es muy barato», argumentó. «No hemos ganado nada», insistió. «Sería el doble de decepción no ganar con la suficiente diferencia para gobernar», dijo. «Vamos a ser valientes. Vamos a decir a los compañeros que votaban al PSOE que no les voten. Esto es una democracia libre. Pidámosle (el voto) a esos socialistas que en público empiezan a hablar de que no les gusta el sanchismo, en privado dicen que están dispuestos a votar al PP y los que saben que Juanma Moreno es la mejor opción, vamos a pedir que nos ayuden a gobernar Andalucía sin trabas, sin intermediarios, directamente con el pueblo andaluz», concluyó.

Feijóo animó a «seguir trabajando sin descanso» en la semana que resta hasta el 19 de junio, fundamentando la apuesta del PP en un líder y un equipo que conforman «un proyecto nítido, claro, definido y transparente» que «en tres años y medio ha demostrado su valía sin ir contra nadie, sin miedo y recuperando la esperanza».

Feijóo destacó que lo logrado por el partido en este tiempo es «un proyecto que no es propiedad de Juanma Moreno ni del Partido Popular, sino de Andalucía y no puede perderlo».

«Yo no le puedo aconsejar nada a Sánchez porque estorbo, pero le diría al presidente que les diga a sus ministros que no acrediten sus diferencias en público no porque estemos en campaña, sino porque España no se merece este carnaval político», abundó. En definitiva, Feijóo defendió un «modelo radicalmente distinto» que no se cimente en la inestabilidad y el desprestigio institucional: «Nuestro modelo se construye como se construyen los modelos que valen la pena», con trabajo, talento, abriendo las puertas a todos y «gobernando para todos».

El líder popular destacó que Juanma Moreno le ha dado a Andalucía la certeza que necesitaba para ser la comunidad que merece ser por importancia y enumeró los «hechos y certezas» de estos tres años y medio, desde el tirón económico de una región que siempre fue furgón de cola a las bajadas de impuestos compatibles con más inversión en sanidad y educación. Asimismo, Feijóo lamentó que «nadie confía ya en el Ejecutivo de Sánchez, ni en su autoridad o sus previsiones, pero tampoco por su falta de respeto a las instituciones y la desconfianza que genera dentro y fuera del país».

«El Gobierno siempre está dispuesto a mostrar su división», proclamó no como una crítica de oposición sino como «un relato de la realidad». Feijóo recordó los últimos desencuentros en el seno del Consejo de Ministros en pocos días, como la carta de la ministra Belarra sobre medidas económicas o el anuncio de la vicepresidenta segunda «de hacer campaña desde el Gobierno contra el Gobierno». El popular subrayó que en el Congreso los dos partidos que forman el Gobierno votan de manera diferente y también muestran posturas enfrentadas sobre política exterior o las pensiones. «Y todo esto es sólo el relato de una semana», señaló. Feijóo indicó que «a los miembros de este Gobierno les gusta presumir» de ser «los más feministas, sociales o ecologistas» cuando son el Ejecutivo «más caro de la historia», el que más usa los decretos leyes, el que más vulnera la ley de transparencia o aquel al que más reveses propina el Tribunal Constitucional.