Andalucía

El Gobierno convoca una reunión urgente ante los ataques a gitanos en Peal del Becerro (Jaén)

Tras el homicidio de un portero de discoteca ocurrido el 17 de julio en esa localidad

Presencia de la Guardia Civil tras una manifestación anterior. SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN
Presencia de la Guardia Civil tras una manifestación anterior. SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN FOTO: SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JA

El Ministerio de Derechos Sociales ha convocado una reunión urgente ante los ataques que están sufriendo familias gitanas en Peal del Becerro (Jaén) tras el homicidio de un portero de discoteca ocurrido el 17 de julio en esa localidad.

El departamento que dirige Ione Belarra ha convocado este miércoles al Ayuntamiento de Peal del Becerro, a la Junta de Andalucía y el Consejo Estatal del Pueblo Gitano para abordar estos incidentes “inaceptables en un Estado de Derecho” que “no deben tener cabida en una sociedad plural, diversa y democrática como la nuestra”, han informado fuentes del ministerio.

Derechos Sociales ha reclamado a las autoridades competentes “que se tomen las medidas necesarias para proteger a estas familias y a restaurar lo antes posible la convivencia pacífica” en la localidad, donde se han producido ataques a viviendas de familias gitanas, alguna de las cuales ha sido quemada.

En ese contexto, el Consejo Estatal del Pueblo Gitano, presidido por el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha emitido un comunicado en el que muestra su “repulsa y consternación” por el homicidio y también condena los ataques posteriores de los que están siendo víctimas otras personas y familias gitanas, “acosadas y amenazadas como responsables de un hecho que no han cometido”.

“Estos incidentes y las actitudes mostradas contra ellos por una parte de la ciudadanía son inaceptables en un Estado de Derecho, nos consta que ya se están investigando y no tienen cabida en una sociedad plural, diversa y democrática como la nuestra”, expone el comunicado.

El Consejo, además de reclamar la acción de las instituciones, ha hecho un llamamiento a toda la ciudadanía y a los medios de comunicación para evitar que se utilice “esta desgracia como una forma de estigmatizar a toda una comunidad”.