Andalucía

Noche tranquila en Peal de Becerro (Jaén), donde se mantiene la presencia de la Guardia Civil

El juez decreta el ingreso en prisión provisional y sin fianza de dos detenidos por el apuñalamiento

Presencia de la Guardia Civil tras la manifestación. SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN
Presencia de la Guardia Civil tras la manifestación. SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN FOTO: SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JA

La noche en Peal de Becerro (Jaén) ha transcurrido tranquila y con ausencia de incidentes, aunque se mantiene la presencia de la Guardia Civil para garantizar el orden público en este municipio consternado por la agresión mortal el pasado domingo de un joven de 29 años cuando trabajaba como portero en un local de ocio.

Por estos hechos ya han ingresado en prisión dos jóvenes, uno de 20 años y vecino de Peal de Becerro, y otro de 18 años, vecino de Puente de Génave (Jaén). A los dos se les investiga como presuntos autores de un delito de homicidio.

La noche del lunes al martes, Peal de Becerro registró varios incidentes tras disolverse la manifestación pacífica celebrada en las calles del municipio y en la que participaron unas 2.000 personas, según información de la Guardia Civil facilitada por la Subdelegación del Gobierno en Jaén.

Los incidentes tuvieron lugar sobre las 21,30 horas de este lunes cuando ya había finalizado la manifestación. Un grupo de unas 1.000 personas se dirigió a la calle Andrés Segovia, donde residen tres de los cuatros detenidos inicialmente por este caso así como sus familias. Fue entonces cuando se saltaron la línea de seguridad establecida por la Guardia Civil y lograron volcar tres vehículos propiedad de los detenidos, así como realizar algunas pintadas.

Cuando llegaron los refuerzos de la Guardia Civil, los asaltantes se dispersaron, pero un grupo se dirigió a la calle Sol, donde residen familias de etnia gitana y sin ninguna conexión con los detenidos. Fue allí donde causaron daños a varias viviendas, todas ellas deshabitadas, e incluso se registró un incendio en una casa, al parecer provocado, aunque este extremo permanece en investigación.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas Fakali ha denunciado por escrito a la Fiscalía de Jaén los incidentes registrados este lunes en Peal de Becerro contra propiedades de familias gitanas, en lo que entienden que podría ser constitutivo de delitos de odio.

Por lo pronto, la noche, tras conocerse la entrada en prisión de los dos jóvenes que permanecían detenidos, ha transcurrido tranquila en Peal de Becerro y en Puente de Génave, donde reside uno de los dos jóvenes que ya están en la cárcel.

Ha sido también el alcalde de Peal de Becerro, David Rodríguez, el que a través de las redes sociales ha emitido un comunicado llamando a la calma. “No podemos dar cabida a aquellas personas que aprovechan el sufrimiento y estos momentos de rabia y de dolor para generar división y más violencia en nuestro pueblo”, ha indicado Rodríguez.

El alcalde, que se ha referido a lo ocurrido como “uno de los peores momentos de la historia de Peal de Becerro”, ha condenado “el crimen” y ha mostrado su confianza en que la Justicia “caiga sobre los causantes de este dolor que estamos sufriendo toda la sociedad de Peal de Becerro”.

“Somos una sociedad ejemplar”, ha dicho Rodríguez, a la que “no representa “otro tipo de actos delictivos”. Por eso, ha apelado a la unidad y a estar al lado de la familia del joven fallecido, pero también a seguir “conviviendo con todas las familias de bien”.

La agresión con arma blanca, con resultado de una víctima mortal, se produjo en torno a las 3,00 horas de la madrugada de este domingo en plena vía pública, en una zona próxima a un local de ocio donde en ese momento trabajaba la víctima como portero, en la Avenida de Andalucía.

La Guardia Civil, apenas cinco horas después, detuvo a cuatro personas por su presunta implicación en los hechos, como presuntas autoras de un delito de homicidio. Se trata de tres hermanos de 20, 28 y 30 años, y un primo de ellos, de 18 años.

Posteriormente, dejó en libertad con cargos a los dos mayores, a expensas de lo que en su momento determine sobre ellos la autoridad judicial competente, mientras que los otros dos ingresaron este martes en prisión tras decretar el juzgado la prisión provisional, comunicada y sin fianza.