La OMS pide «cuadruplicar» los esfuerzos contra el ébola

Personal sanitario atiende a pacientes con ébola en Monrovia (Liberia), una de las zonas más afectadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido este lunes multiplicar por tres o por cuatro los esfuerzos de las agencias humanitarias para afrontar la propagación del ébola en Liberia y los demás países africanos en los que se han registrado casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido este lunes multiplicar por tres o por cuatro los esfuerzos de las agencias humanitarias para afrontar la propagación del ébola en Liberia y los demás países africanos en los que se han registrado casos.

"Los actores que participan en la respuesta (al brote) en Liberia y en los demás países deben prepararse para triplicar o cuadriplicar sus esfuerzos", ha advertido la OMS en un comunicado oficial en el que señala que podrían darse "miles de nuevos casos"durante las tres próximas semanas.

En particular, la organización se refiere al caso de Liberia, el país más afectado, donde considera que "las actuaciones para el control del ébola no están teniendo el impacto adecuado", aunque reconocen que en otros países afectados como Senegal, Nigeria y República Democrática del Congo "parece que están funcionando".

Estos son algunos datos de un informe elaborado por un equipo de expertos en emergencias de la OMS que ha trabajado durante las últimas semanas en Liberia para evaluar la situación.

Entre las conclusiones del informe destaca el hecho de que no haya ni una sola cama libre en todo el país para atender a los afectados por la enfermedad. "El personal de la OMS en Liberia ha confirmado que no qeuda ninguna cama libre para el tratamiento del ébola en todo el país", explica el comunicado.

Como consecuencia, "los pacientes que son rechazados en los centros de tratamiento del ébola no tienen otra alternativa que regresar a sus hogares, donde infectan sin remedio a otros y perpetúan así el incremento de los casos", advierte.

También son fuente de contagio los hospitales convencionales, ya que los primeros síntomas del ébola son muy parecidos a los de otras enfermedades comunes, por lo que los afectados permanecen ingresados sin medidas adecuadas de protección junto a otros pacientes y a personal sanitario con un gran riesgo de ser infectado.

En lo que respecta al personal sanitario, el informe de los expertos de la OMS recoge que 152 trabajadores sanitarios han resultado infectados sólo en Liberia, de los cuales 79 han fallecido.

Los investigadores destacan además el riesgo que suponen los taxis y mototaxis que se utilizan en la capital, Monrovia, para trasladar a familias enteras con algún infectado entre sus miembros y que luego no son sometidos a proceso alguno de limpieza.

Por último, recomiendan una mayor implicación de las comunidades, ya que unas pequeñas precauciones higiénicas permitirían impedir el contagio de la enfermedad. "La implicación a nivel comunitario es la piedra angular de una respuesta más eficaz", señalan.

Llamadas de Ban Ki-moon

Ante esta situación, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha telefoneado en las últimas horas a varios líderes mundiales para reclamarles más ayuda para los países africanos afectados por el brote de ébola, informó hoy su portavoz.

Ban habló, entre otros, con los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; de Francia, François Hollande, y de Cuba, Raúl Castro, así como con el primer ministro británico, David Cameron, y con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

En esas llamadas, el diplomático coreano agradeció a los líderes su ayuda contra el ébola y "subrayó la necesidad urgente de aumentar el apoyo, incluyendo más equipos médicos, transportes y financiación para asistir a las comunidades afectadas por la epidemia", explicó en una conferencia de prensa su portavoz, Stéphane Dujarric.

Ban se comunicó también con la presidenta de Médicos Sin Fronteras, Joanne Liu, a quien agradeció el trabajo de la organización"y con la que discutió fórmulas para que la comunidad internacional siga apoyando sus esfuerzos en África Occidental.

La de 2014 es la epidemia más compleja de ébola que se conoce hasta la fecha, con cerca de 4.000 casos registrados y más de 2.000 víctimas mortales, según la Organización Mundial de la Salud.