Lavarse los dientes con carbón: Una estúpida y peligrosa moda

Los expertos alertan de que los beneficios de la pasta de dientes con carbón activado no son más que un truco de 'marketing'.

  • Lavarse los dientes con carbón: Una estúpida y peligrosa moda

Tiempo de lectura 2 min.

14 de mayo de 2019. 14:15h

Comentada
E. Lunar 12/5/2019

ETIQUETAS

Utilizar pasta de dientes con carbón activado para blanquear la dentadura es ahora una tendencia: marcas muy conocidas han lanzado estos productos, celebridades los publicitan e instagram se ha inundado de miles de publicaciones de "sonrisas negras".

Los que defienden el uso del carbón activado subrayan que ese material es natural e idóneo para la salud bucal al ser capaz de retener sustancias nocivas y expulsarlas del organismo sin efectos secundarios, función por la que se suele suministrar a las personas que han sufrido alguna intoxicación.

Los especialistas han examinado 50 pastas dentales con carbón activado para verificar su efecto para la salud dental. El resultado del estudio, publicado en la revista British Dental Journal, no solo no ha arrojado beneficios comprobados de estos productos, sino que advierte que podría dañar irreparablemente la dentadura.

Los científicos reconocen que la adsorción del carbón activado —diferente a la absorción—, sí podría ayudar con el mal aliento gracias a la capacidad de eliminar toxinas, pero ese material también tiene propiedades abrasivas que pueden causar el desgaste irreversible del esmalte dental. De hecho, es este efecto el que temporalmente provee un tono blanco a los dientes, hasta que llega el punto en que se acaba todo el esmalte.

Según advierten los especialistas, el carbón activado puede provocar, además del efecto contrario al deseado, diversos problemas dentales y de salud general. En detalle, su efecto de 'esponja' no solo atrae las toxinas, sino que retiene el agua y la expulsa de la boca, un efecto que se sabe puede conllevar la deshidratación de las personas, lo que se ha visto cuando se ingiere en grandes cantidades.

El pasado mes de abril, la OCU ya advirtió de los peligros de esta nueva tendencia que además de dañar el esmalte puede provocar "recesión de las encías y sensibilidad dental". A través de un comunicado, la OCU aseguraba que este tipo de productos, ya sean en formato pasta o polvo, son "abrasivos" y aunque pueden "blanquear ligeramente" los dientes al quitar las manchas causadas por el café o el tabaco, su acción "es solo superficial y no aclaran manchas más profundas ni cambian el color de los dientes".

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs