• 1

Semillas inteligentes y drones para plantar 25.000 árboles en un sólo día

  • Uno de los vehículos aéreos no tripulados en pleno vuelo
    Uno de los vehículos aéreos no tripulados en pleno vuelo

Tiempo de lectura 4 min.

25 de junio de 2018. 18:24h

Comentada
Eva Martínez Rull Madrid. 25/6/2018

ETIQUETAS

Juan Carlos Sesma viene del mundo de la empresa. Su tarea profesional ha sido durante años optimizar los procesos, hacerlos más eficientes. Su vida laboral le llevó hasta Bogotá donde pudo observar durante tres años los estragos que está causando el cambio climático en la tierra. De ahí nació CO2 Revolution, una solución que optimiza los procesos de la tierra, es decir, consigue reforestar y compensar la huella de carbono de cualquier firma creando un ecosistema en muy poco tiempo y con gran eficiencia.

Gracias a su sistema se pueden replantar 25.000 árboles en un sólo día; esto significa que se emplea 50 veces menos tiempo en reforestar y se ahorra un 10% de gastos. «El cambio climático es uno de los mayores problemas al que se enfrenta la humanidad y sus causas, la emisión de gases de efecto invernadero y la deforestación masiva se pueden solucionar con esta solución, ya que aplicamos un método de innovación tecnológica para crear ecosistemas a gran escala. Hemos analizado todas las variables que intervienen en la creación del mismo, como si de la línea de producción de una fábrica se tratase, eliminado todos los cuellos de botella generalmente ligados a tiempo y dinero», explica Sesma.

El sistema consta de varias fases. La primera de ella es el Big Data. Gracias a un programa informático, varios algoritmos seleccionan de entre unas enormes bases de datos las variables más apropiadas para el nuevo ecosistema. Se analizan la temperatura, las precipitaciones, los tipos de suelo, las especies autóctonas, los requerimientos de las poblaciones locales y se optimizan y ajustan para crear ecosistemas armónicos y productivos.

Una vez hecho esto se puede plantar. La semilla que han desarrollado, llamada «Iseed», está pregerminada. «Se introduce dentro de una cápsula biodegradable a la que se añaden todos los elementos que necesita para que tenga viabilidad en su primera fase de crecimiento, que es la más crítica. Se añaden elementos como enraizantes, abonos orgánicos, repelentes para posibles depredadores o polímeros superabsorventes que aumentan hasta 500 veces su tamaño en contacto con agua y que hacen que no falte humedad a la futura planta», matiza Sesma.

Las pruebas que han realizado les ha servido para comprobar que la eficiencia de Iseed es superior al 80%.

La plantación se realiza mediante drones, que llevan adosados unos depósitos que pueden albergar hasta 2.500 nuestras de Iseed en cada vuelo. El lanzamiento de cada semilla se realiza siguiendo lo diseñado y marcado por el Big Data; todo apoyado en la guía GPS, los mapas cartografiados y su software propio. De esta forma va realizando el lanzamiento de cada «Iseed» de forma autónoma. Un sólo dron puede plantar más de 25.000 potenciales árboles en 24 horas.

Además, el diseño del sistema está hecho para que la semilla alcance la profundidad que debe en función de la especie de planta, por ejemplo, una nuez cuenta con una cápsula de cuatro centímetros que asegura su enterramiento al nivel justo. Por último cuentan con una plataforma digital. «CO2 Revolution nace con la idea de ser una solución global. Por eso hemos creado una plataforma que sirva de enlace con nuestros clientes en cualquier parte del mundo. Así conseguimos hacer escalable el proyecto», concluye el emprendedor.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs