Alimentos para reducir el estrés

Todos conocemos la sensación de sentirnos estresados. Una etapa dura en el trabajo, conflictos familiares, problemas económicos... el corazón se acelera y nuestros músculos se tensan.

Mal gestionado, el estrés causa estragos en nuestra salud. Nos hace más susceptibles a enfermedades como el resfriado común, eleva la presión arterial y aumenta el riesgo de diabetes y depresión. Ya sabemos que el ejercicio y la meditación son formas saludables para reducir el estrés, pero los nutrientes en ciertos alimentos también pueden ayudar.

Chocolate negro: El resveratrol, un antioxidante que se encuentra en el chocolate, estimula la liberación de serotonina en el cerebro. Una sustancia química que altera nuestro humor y que diferentes estudios han demostrado que hace que nos sintamos más relajados y felices. Los nutrientes del chocolate negro también hacen que mejore el flujo sanguíneo y disminuya la presión arterial. Aunque tampoco hay que abusar, una onza de chocolate negro al día debe ser suficiente.

Salmón: Es uno de los alimentos estrella. Los omega-3 en el salmón no sólo son buenos para el corazón, sino que además los investigadores afirman que también pueden ayudar a manejar mejor el estrés. Los ácidos grasos esenciales que se encuentran en el salmón protegen las neuronas del daño causado por el estrés, lo cual es especialmente útil para aquellos que deben lidiar con un estrés crónico. Para tener una buena salud, lo ideal es tratar de comer salmón, u otros pescados grasos como el atún o sardinas, dos veces por semana.

Un plátano al día: A pesar de la mala prensa que tiene el plátano, es bajo en calorías y resulta un buen aliado para reducir el estrés. La deficiencia de vitamina B6 disminuye la producción de serotonina. Los plátanos son también ricos en potasio, que es un nutriente que ayuda a disminuir la presión arterial.

Acelgas: Y por supuesto, verduras. El cortisol es la hormona principal responsable de la respuesta al estrés, prepara el cuerpo para las reacciones de lucha o huida inundándolo con glucosa para obtener energía inmediata. El estrés crónico reduce el magnesio de nuestro cuerpo, y los bajos niveles aumentan nuestra susceptibilidad al estrés, lo que agrava los efectos, de acuerdo con algunos investigadores. Con 150 miligramos por porción de 1 taza cocida, la acelga puede aumentar nuestro consumo de magnesio, ayudar a los niveles de cortisol y reducir la ansiedad.

Pimiento rojo: Crujientes y dulces, los pimientos rojos no sólo dan color a un sofrito o una ensalada, sino que también mejoran nuestra salud y nuestro sistema inmunológico. Una porción de taza de pimientos rojos contiene 158 miligramos de vitamina C, que es más de un vaso de zumo de naranja. También tiene más vitamina C que la Ingesta Diaria Recomendada (RDA) de 90 miligramos para los hombres y 75 miligramos para las mujeres. Aumentando el consumo de vitamina C en cantidades superiores a la dosis diaria recomendada, ayudaremos a tener niveles más bajos de cortisol.