Primera embarazada con coronavirus en Corea del Sur

14 nuevos contagios pero, por primera vez, un día sin fallecidos

Las autoridades surcoreanas confirmaron hoy 14 nuevos casos del brote del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), que elevan el total de afectados a 122, aunque por primera vez en seis días no se informó de fallecidos.

Entre los 14 nuevos casos destaca el de la primera embarazada portadora del virus en el país, una mujer de 39 años que dio hoy positivo en el test tras mostrar síntomas en los pasados días, informó el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

Esta mujer contrajo la enfermedad cuando visitó a su madre, que ya estaba afectada por el también llamado nuevo coronavirus, en el Centro Médico Samsung en Seúl, el lugar donde se han producido la mayoría de los contagios desde que se detectara el brote el pasado 21 de mayo.

De hecho, ocho de las 14 personas que hoy fueron confirmadas como portadores del MERS contrajeron el virus en ese centro, considerado uno de los hospitales de élite del país asiático.

Por otro lado, hoy ha sido el primer día en casi una semana en el que no se han registrado nuevas víctimas mortales, por lo que el número de fallecidos a causa del virus permanece en 9.

El Gobierno ha reiterado esta semana que mantiene el brote bajo control aunque cree que seguirán detectándose nuevos contagios en los próximos días, principalmente de familiares de los primeros infectados, ya que el período de incubación del virus es de casi dos semanas.

Un total de 3.805 personas han sido puestas en cuarentena hasta la fecha para evitar contagios.

A su vez, más de 360 guarderías, colegios e institutos reabrieron hoy sus puertas después de que expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaran no cerrar los centros educativos al no existir riesgo de transmisión.

Aun así, el número de este tipo de instituciones que permanecen cerradas en el país asiático supera las 2.400.

El coronavirus carece de momento de tratamiento o vacuna efectivos y la OMS calculó la tasa de mortalidad en aproximadamente un 40 por ciento en casos anteriores.

Sin embargo, el número de fallecidos por el brote en Corea del Sur no supera el 10 por ciento en relación con el volumen total de contagiados, y en todos los casos se trataba de pacientes de avanzada edad que padecían otros problemas de salud graves.