• 1

Edema o hinchazón en las piernas

  • Foto: Gtres
    Foto: Gtres

Tiempo de lectura 4 min.

18 de junio de 2018. 18:35h

Comentada
Dr. Enrique Puras Rojas / Cirujano vascular.  18/6/2018

La hinchazón de las piernas, conocida como edema, es un problema común, que se produce cuando se acumula líquido en los tejidos, y puede ocurrir repentinamente o desarrollarse lentamente y durar meses o años. Con mayor frecuencia, el edema es el resultado de afecciones inofensivas, pero en ocasiones es causado por problemas de salud subyacentes más graves. Al pensar en las causas es necesario dividirlas en las que involucran ambas piernas, con frecuencia, las pistas más importantes sobre la causa se encuentran en la historia del paciente y en el examen físico. El edema dependiente es la forma más común de inflamación en ambas piernas referida a los médicos vasculares; se desarrolla cuando un paciente se sienta o está de pie por períodos prolongados. Las venas son los vasos sanguíneos que drenan la sangre de los brazos y las piernas hacia el corazón, y son de paredes delgadas y elásticas; mientras que la sangre en las arterias es impulsada por el corazón que la bombea, las venas en las piernas deben trabajar contra la gravedad, por lo tanto, la sangre puede acumularse en las venas de las piernas y producir la hinchazón. Los pacientes que están inactivos durante períodos prolongados pueden tener edema porque la bomba del músculo de la pantorrilla está infrausada o es ineficaz. Elevar los tobillos por encima del nivel del corazón puede ayudar a aliviar este tipo de hinchazón. La mayoría de los pacientes notan una gran mejoría a primera hora de la mañana. A estos se les recetan medias elásticas de compresión para ayudar a evitar que la hinchazón se vuelva a acumular cuando están sentados o de pie durante el día. Así, la obesidad puede causar o contribuir, ya que las venas no se drenan eficazmente por el peso adicional. El embarazo suele también conducir a la hinchazón de las piernas, tanto por los kilos de más como por los cambios hormonales, pero todo desaparece tras el parto. Son muchas las causas: cambios hormonales relacionados con el ciclo menstrual, trastornos del sistema endocrino, una glándula tiroidea insuficiente o poco activa, el síndrome de Cushing, una insuficiencia cardíaca congestiva, afecciones de los riñones y el hígado... Son múltiples las causas a las que atribuimos, sin olvidar que muchos fármacos lo producen. La trombosis venosa profunda, o un coágulo de sangre en las venas grandes del muslo o la pantorrilla, por lo general produce hinchazón de una sola pierna. Los problemas crónicos de la vena pueden conducir a un fenómeno llamado hipertensión venosa. En los casos graves los pacientes presentan cambios en la piel que incluyen oscurecimiento o manchado marrón o púrpura (hiperpigmentación), alrededor de las partes inferiores de las piernas, endurecimiento o adelgazamiento de la piel de las piernas o llagas dolorosas que tardan en sanar. En definitiva, el edema en las piernas es común y puede ser causado por una amplia variedad de trastornos, algunos inofensivos y otros más graves y es sobre la causa la que se pone el tratamiento. A veces se realizan análisis de sangre y pruebas de imágenes como el eco-doppler.

Últimas noticias