Rape “Wellington” con cebolla y foie

Hoy “retocamos” un clásico de la gastronomía francesa e internacional. El solomillo Wellington, aunque parezca lo contrario es una receta sencilla y muy adecuada para compartir, que es lo que nos gusta.

El porqué del nombre no está claro, por lo que no soy capaz de comentarte nada sobre ello, eso sí, es un nombre elegante que da relevancia a esta elaboración.

La característica más importante de esta preparación es la de que se cocina la carne (solomillo) envuelta en una lámina de hojaldre. De ella se han derivado otras elaboraciones como la que te presento hoy, en la que cocino pescado con el toque dulce de la cebolla y el carácter festivo del foie, en este caso “micuit”.

Como te comenté antes, es un plato elegante que te solucionará una comida festiva y en la que disfrutarás mucho a la hora de comerlo.

INGREDIENTES (4 personas)

500 grs. de rape limpio (la parte del lomo)

150 grs. de cebolla

75 grs. de micuit de foie

1 lámina grande de hojaldre

Aceite

Sal

Pimentón

1 huevo

ELABORACIÓN

Pelar la cebolla. Cortar en juliana.

Pocha lentamente la cebolla en una sartén con aceite de oliva y un poco de agua.

Sazonar el rape.

Espolvorearlo con el pimentón dulce por toda la superficie del lomo de rape.

Enharinar la superficie de trabajo.

Extender la lámina de hojaldre sobre la superficie de trabajo.

Colocar el rape encima del hojaldre.

Sobre el rape colocar la cebolla y el foie micuit (troceado).

Enrollar el hojaldre, buscando que el corte del hojaldre quede debajo de la pieza. Cierra las puntas hacia abajo, como ves en la foto.

Pinta con el huevo el hojaldre para que te quede con un bonito color dorado.

Hornear en horno precalentado a 180ºC durante unos 25 minutos.

SERVICIO

Sírvelo en medio de la mesa y corta delante de tus invitados.

Es muy espectacular.

MORDISQUITOS

El rape suele cortarse en rodajas, para esta elaboración hay que cortarlo a lo largo y sacarle el lomo. Es muy sencillo aunque el pescadero te lo hará encantado.

Seca muy bien el rape y la cebolla para que no humedezcan el hojaldre.

Para pochar lentamente la cebolla, ayúdate de un poco de agua. Hay cebollas viejas que están muy secas y necesitan la ayuda extra del agua para pocharse bien. Ese agua se evapora, con lo que no hay ningún problema en añadírsela.

La cebolla estará lista cuando quede transparente. Este es un proceso lento ya que si se quema aportará sabores amargos al plato.

Hay quien elabora este plato cortando el hojaldre en 2 trozos y colocando una pieza debajo y otra encima del pescado/carne.

A mí me gusta como la he elaborado, enrollándolo sobre sí mismo. No hay problema en que lo hagas de cualquiera de las dos maneras.

También encontrarás recetas en las que dice de pinchar el hojaldre para que salgan los vapores de la cocción. Yo prefiero que todos los sabores queden dentro para que sean más potentes en el momento de degustar el plato.

No alargues el tiempo de horneado ya que el calor residual que queda dentro del hojaldre hace que el rape siga cocinando.

En este caso, no he preparado ninguna salsa. Considero que la mezcla de la cebolla y el foie aportan unos sabores muy intensos,

como para añadirle otros sabor más. Además, el plato es muy jugoso por lo que tampoco necesita ninguna aportación de otra salsa.

Diviértete, sé feliz cocinando y comparte mesa.

Felices Fiestas.

Ya sabes que puedes encontrar más fotos gastronómicas en mi cuenta de Instagram https://www.instagram.com/josepmore