Cinco novedades gastro en las que detenerse

Comienzo el fin de semana con una suculenta noticia que ya formaba parte de los círculos gastronómicos de la capital. Jesús Almagro ha dejado los fogones de Piñeira para emprender su proyecto más personal. Para ello, ha escogido el espacio que en su día dirigió Paco Roncero en el NH Collection Palacio de Tepa, situado en el mismísimo barrio de las Letras, cada día más apetecible tanto por los restaurantes que se inauguran como por las tiendas y galerías. Patear el centro historio de la escena literaria madrileña es la mejor manera de hacer hambre. Canseco y Mesteño es el nombre d el nuevo establecimiento. El primero, que recibe el nombre del famoso relojero del siglo XIX, que firmó uno de los primeros sin pesas y patentó el sistema Canseco, resulta la barra perfecta para dejarse seducir por los bocados para compartir, entre ellos, la ensaladilla, las croquetas, las vieiras con naranja limón e hinojo o la menestra de verduras ecológicas, mientras que en el segundo, el alumno de Pedro Larumbe imprimirá su creatividad. Precio medio: desde 20 euros. C/ de San Sebastián, 2. Madrid. Tel. 91 389 64 90.

Otra cosa que no debes dejar de hacer este fin de semana, es poner todo tu empeño para ser el primero en probar la propuesta gastronómica de Mugaritz un día antes de su apertura después de dedicar cuatro meses Andoni Luis Aduriz a la innovación. Se trata de la iniciativa “Tú abres las puertas de Mugaritz”. Para participar, sólo has de acceder a la web www.mugaritz.com y registrarte desde las diez de la mañana de hoy mismo hasta las doce del 6. Al día siguiente, sabrás si has sido uno de los cinco afortunados que, junto a un acompañante, podrás vivir la experiencia que ofrece el sexto mejor restaurante del planeta según la revista británica “Restaurant” y su 50 Best. Aldura Aldea, 20. Rentería. Guipúzcoa.

Estanis Carenzo y Pablo Giudice inauguraron Picsa en Madrid hace dos años, tiempo suficiente para consolidarse y abrir una sucursal de esta pizzería típica de Buenos Aires en Valencia. Con un horno de leña de encina de tala controlada, en la oferta también caben los quesos de los mejores productores locales, embutidos y mezzes porteños. Cuenta con take away. Precio medio: 20 euros. Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Si estas vacaciones te has escapado al sur y sigues con mono de tapeo rico, pásate por La Malaje. Me gustó la ensaladilla de mamá Fina con encurtidos, sardinas, perejil y ajo frito, el estofado de galette a la cordobesa y la carrillera de bellota en tomate menciano guisado. Armoniza los bocados con un jerez. Precio medio: 35 euros en mesa y 15 en barra. C/ Relatores, 20. Madrid. Tel. 91 081 30 31.

En la Ciudad Condal, de visita obligada es Bar Cañete (barra y mantel), un espacio que fusiona barra, reservado y mesas bajo la misma propuesta gastronómica. “La barra del Cañete está tan consolidada, que hemos tenido que ampliar al máximo el espacio para disfrutar de aquello que hemos querido definir como tapeo del fino”, dice el alma del garito, José María Parrado. Guisantes del Maresme con butifarra del Perol, salteado de calamarcitos con alcachofas y pamplinas, mollete de rabo de toro o fricandó de rape son algunas sugerencias de una carta redonda. Precio medio: desde 20 euros. C/ De la Unió, 17. Barcelona. Tel. 93 2 703 458.