Desde mi punto de vista

Concejala del Ayuntamiento de Madrid del PP, la alternativa al Gobierno de Ahora Madrid. Me gusta opinar de todos aquellos temas que afectan a las personas que viven en Madrid y especialmente, en el Distrito de Tetuán.

  • Image

La playa

true

Sobre el autor

Beatriz Elorriaga Pisarik

Licenciada en Geografía-Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Documentalista de profesión, inicié mi labor política como Directora del Centro Socio-Cultural “La Remonta” del Ayuntamiento de Madrid en los años 1989 y 1991. Más tarde fui Jefa de la Unidad de Cultura de los distritos de Tetuán y Centro y en 1995 me presenté, por primera vez a las elecciones municipales en Madrid. He sido Concejala Presidenta de los distritos de Tetuán y Fuencarral-El Pardo (1995-1999). Concejala-Delegada del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid (1999-2003). Consejera de Familia y Asuntos Sociales (2003-2007) y Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (2007-2008) de la Comunidad Autónoma de Madrid. Entre los años 2003 y 2015 he sido Diputada de la Asamblea de Madrid (Legislaturas VI, VII, VIII, IX) y Senadora por la Comunidad Autónoma de Madrid (2008-2015) en las Legislaturas IX y X. También he trabajado y trabajo dentro de mi partido político donde he sido Secretaria Ejecutiva de Acción Social del Partido Popular de Madrid (2008-2015). Actualmente soy Presidenta del Partido Popular del Distrito de Tetuán desde el año 2001.

Trabajar en política implica estar al tanto de la realidad, leer la prensa a diario, atender a la radio y televisión, estar muy pendiente de lo que sucede alrededor, no cabe pensar sólo en aquello que nos interesa de modo personal. El miércoles, precisamente mientras ojeaba la prensa, me asombró leer que “Carmena achaca la falta de construcción de nuevas casas a los impagos del alquiler social”. Que estos impagos sean los culpables de no poder construir más vivienda pública es para echarse las manos a la cabeza, de todos es sabido que los alquileres sociales son sobre todo una cuota simbólica que no llega a cubrir todos los gastos de la vivienda, y que es el Ayuntamiento el responsable de sufragarlos. La realidad es que no se construye porque durante sus tres años de gobierno no han desarrollado una política de vivienda social planificada ni organizada en cuanto a tiempos, únicamente se han dedicado a intentar hacer pruebas y experimentos urbanísticos para meter a las personas más vulnerables de nuestra ciudad en guetos de distinto tipo. Invenciones, por cierto, fallidas, anacrónicas y causantes de gran inquietud entre los vecinos de los distritos a los que iban destinados. Para más confusión nuestra insigne Alcaldesa pretende cambiar la organización administrativa de Madrid creando más distritos y digo yo, si no son capaces de controlar los 21 actuales, ¿cómo se plantean 28? la cuestión no es seguir dividiendo la Capital en Distritos, sino atender las necesidades que existan en cada zona, sólo con eso, ya tendríamos menos problemas. Los conductores, por ejemplo, tenemos una ciudad cortada, contaminada por los inmensos atascos y llena de obstáculos en las calzadas no mantenidas que en ocasiones parecen olas del mar, por no hablar de los agujeros que tienen. Estamos todos muy cansados 8.000 multas diarias, un 30% más respecto a la anterior legislatura. Quizá no ha entendido nuestra Alcaldesa, que atascar más supone mayor contaminación, luego presumirán de defensores del ecologismo. Es la misma situación de las políticas sociales, los adalides de la solidaridad, la sensibilidad y la protección del más vulnerable hablan mucho y hacen poco. Mucha pancarta, mucho acto púbico y poca planificación. La emergencia social está desbordada, solo en mi camino al trabajo junto a la Plaza de la Villa, el número de personas sin hogar que me encuentro es desolador, viven en la calle en pleno centro de Madrid en la Plaza Mayor, Ópera, calle Mayor... es una imagen que encoge el corazón y te hace reflexionar sobre en qué está fallando nuestra sociedad ¿Dónde está la Ciudad de los Cuidados de Carmena? Debe haberse esfumado. De poco sirve colgar pancartas de “Welcome Refugees” si no se planifican los recursos de atención y carecemos de capacidad de reacción. Pero claro, nuestra Alcaldesa está lanzada al estrellato con su nueva película “Hechos son amores” que se ha encargado de proyectar por algunos distritos de Madrid contando las bondades de sus tres años de gobierno. Hada-madrina, actriz, mediadora, de todo menos Alcaldesa de Madrid y ocuparse de las las necesidades de los madrileños. No me olvido tampoco del referéndum de Vallecas, autorizado por el Ayuntamiento, según manifiestan los organizadores de semejante consulta, dirigido a que la gente puede votar si desea monarquía o república. No será necesario presentar identificación alguna y pueden acudir todos los madrileños que quieran votar, me pregunto con preocupación hasta dónde vamos a llegar con este tipo de asuntos aparentemente insignificantes pero de enorme calado real. Una consulta de tal envergadura no debería permitirse de ningún modo por lo que representa, por el atentado que supone para nuestra Constitución y contra las normas que nos hemos marcado los españoles. Por supuesto, los organizadores no ocultan sus preferencias republicanas y atacan lo que denominan el sistema monárquico según ellos incapaz de resolver los problemas de la gente, de las clases populares. Lo que tenemos que aguantar en Madrid mientras nuestra Alcaldesa sigue en ese mundo multicolor que debe existir exclusivamente en su pensamiento y al que no le va a faltar ni siquiera una playa. ¿Recuerdan ustedes la pegadiza canción de Los Refrescos, grupo musical de los años 80, que se titulaba “Aquí no hay Playa” cuya letra se basaba en que nuestra Capital carecía de mar? aquello de “podéis tener Retiro, Casa Campo y Ateneo, podéis tener mil cines, mil teatros, mil museos... Pero al llegar Agosto aquí no hay playa ¡Vaya, vaya! Pues bien, no se preocupen, Carmena lo va a solucionar con su ilimitada imaginación y nos va a instalar una playa en pleno corazón de Madrid, en la plaza de Colón, de no creer ¿verdad? Por algo es nuestra hada-madrina. Pues bien, la famosa playa va a tener olas, cabañas de madera, hamacas balinesas. En este momento el gobierno municipal trabaja en un proyecto que fue explicado en la reciente Comisión de Cultura por tratarse de un acuerdo público-privado. Quien te ha visto y quién te ve, Manuela, como nos cambia el ejercicio del poder. Estamos pendientes de la licencia parece ser.

Como verán no les engaño cuando les digo que la vida en este Ayuntamiento es todo menos aburrida, si no fuera una Institución tan importante nos podríamos hasta divertir pero en la situación que vivimos lo que da son ganas de llorar. Una verdadera pena lo que estamos viviendo en nuestro Madrid.

Últimas noticias