Los sueños se cumplen también bailando

En esta vida hay que soñar, sugeriría que fuera a diario o por lo menos tres veces por semana. No creo que sea mucho ni poco. Se dice que soñar no cuesta nada y es verdad.

Ser soñadora tiene mucho de positivo, aunque siendo realista, no todos los sueños de cumplen, pero ayuda a ver cada día con luz.

Hay algunos sueños, que realizarlos son más complicados que otros. Ser parte de una espectacular coreografía podría ser uno de ellos, al menos para mi que me encanta moverme coordinando pasos y movimientos en grupo.

Los bailes de debutantes suelen sonar a antiguos o pasados, pero hay de bailes a bailes.

Los que se celebran en Viena todos los años, son de morirse de bonitos. Participar en uno de ellos, en uno de los palacios vieneses, es vivir verdaderamente un sueño. DOY FE.

Lo genial de todo es que “todo vuelve”. Ir a la Scala de Milán o al teatro de la Opera en Roma es lo suyo, pero participar en un baile vienés en la ciudad eterna, me sonaba a que no sería para nada lo mismo que viví en Viena.

Efectivamente existe un Gran Ballo Vienese en Roma, en el que no solo se trata de realizar el sueño de bailar el primer vals de nuestra vida con un caballero perfecto, sino de contribuir a cumplir otro sueño de la mano de la organización Make a wish,

Make a wish ayuda a los niños enfermos de una enfermedad grave o patológica, les ayuda a afrontar la vida mas fácilmente, a llevar mejor sus tratamientos y recuperar la alegría por vivir.

Y en este gran baile, no sólo está involucrada esta organización internacional, sino también el gobierno de Viena que colabora activamente a realizar el sueño de tantas chicas, que viajan de toda Italia hasta Roma, para convivir durante una semana con nuevas compañeras y compañeros, aprendiendo no solo a bailar, sino confirmando y cultivando valores fundamentales de nuestra sociedad.

También hay un premio a la mejor pareja, el premio lleva mensaje, y es un viaje que les ayudará a descubrir otros mundos y otros ambientes, la pareja ganadora del baile de Roma, participará en el Baile oficial de Viena.

Elvia Venosa, la creadora, promotora y alma del Gran Baile Vienes en Roma es napolitana, pero napolitana de verdad. Su fuerza, su capacidad de trabajo, de superación y sus deseos de trasmitir pasión por la vida e inculcar a los jóvenes, valores fundamentales en los días que vivimos y adaptados a la revolución actual con la llegada de Internet, tiene claro algo: - “Han pasado crisis, económicas y sociales, y las que quedan por venir, pero a los jóvenes tenemos que acercarlos a los valores que a nosotros nos han enseñado nuestros padres y abuelos, y yo lo hago motivándolos a convivir unos días aquí en Roma y a bailar juntos su primer vals, con educación, galantería, elegancia, tradición...y a algo que todos tenemos: realizar un sueño ”