Reconocimiento a la labor investigadora universitaria

Concurso «Desafío Universidad Empresa» premia tres proyectos que ofrecen soluciones en materia de energía solar y gestión de residuos

Estudiantes en los pasillos de la Universidad de Valladolid
Estudiantes en los pasillos de la Universidad de Valladolid

Soluciones empresariales en los campos de Internet de las cosas aplicado a energía solar, gestión de residuos o análisis químicos. Esos son los proyectos ganadores del pasado ejercicio del concurso «Desafío Universidad Empresa» organizado por la Consejería de Educación -a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl)- que se han repartido 45.000 euros entre investigadores de las universidades públicas de Salamanca, Burgos, León y Valladolid.

El certamen, integrado en el Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (Plan TCUE) que impulsa la Junta, está dirigido a investigadores universitarios y empresas con interés en desarrollar proyectos conjuntos de I+D+i, aunque también pueden participar emprendedores y organizaciones de interés social.

El primer premio recayó en la solución presentada por Javier Prieto de la Universidad de Salamanca (Usal). «Datalog_all-one» es un proyecto en el que se concebirá un nuevo dispositivo para la gestión y el control de instalaciones e infraestructuras de placas fotovoltaicas, demandado para la empresa Proyecta Renovables Control, de Ávila.

El segundo galardón fue para el proyecto «Nitrodigest 2019» de Victorino Díez de la Universidad de Burgos (UBU). Se trata de un sistema de tratamiento de residuos procedentes de la industria agroalimentaria que permita rebajar los niveles de nitrógeno amoniacal para obtener un efluente líquido que cumpla con los requisitos de vertido a la red de saneamiento. Dicha iniciativa será realizada en colaboración con Biogasnalia, de Burgos.

Finalmente, Samuel Álvarez de la Universidad de León (Ule) se alzó con el tercer premio por el proyecto «Lab-MicroComp», que planteó la compañía J.D. Catalán. Se trata de una novedosa cámara de cultivo donde llevar a cabo experimentos microbiológicos.

Nuevos emprendedores

El «Premio Especial Nuevos Emprendedores» fue para la propuesta «DMLS» de José María Pastor, investigador en la Universidad de Valladolid (UVa). La iniciativa aborda cómo mejorar las propiedades termo-mecánicas de los materiales metálicos utilizados en fabricación aditiva DMLS (Direct Metal Laser Sintering). Este desafío ha sido propuesto por la empresa Aenium Engineering, de Valladolid, constituida hace solo dos años.

Por último, el jurado también premió con un accésit el interés social del proyecto «Alzi», de Isaías García de la Ule. Se trata del desarrollo de una aplicación para los pacientes de Alzheimer que incorpora funcionalidades para ayudarles en las tareas de su vida diaria, así como facilitar la estimulación cognitiva. Responde a una propuesta realizada por la Asociación de familiares de personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y otras demencias de León.