Humor absurdo para combatir el tedio y al coronavirus

David Durrif, un joven madrileño afincado en Segovia, intenta hacer reír a la gente con unos divertidos vídeos que lanza en Instagram sobre cuestiones cotidianas y personajes de todo tipo

David Durrif, en uno de sus vídeos carecterizado de Rambo
David Durrif, en uno de sus vídeos carecterizado de RamboLa Razón

Dicen que el humor y reírse a carcajada limpia de vez en cuando durante el día provoca un aumento de las defensas y del sistema inmunológico. También que es fenomenal para la salud, sobre todo la mental, y especialmente ahora en estos días de pandemia y confinamiento en casa, donde no todo el mundo tiene la misma capacidad de distraerse en estos tiempos de cuarentena.

El que se ha tomado el pie de la letra esto de intentar hacer reír a la gente es David Durrif, un joven madrileño pero afincado en Segovia, concretamente en la localidad de Palazuelos de Eresma, en el alfoz de la capital del Acueducto, donde vive solo y aislado en medio del campo, que en lugar de tirarse al sofá y ponerse a ver series de televisión como un loco ha decidido aprovechar la creatividad que asegura tener y que también pone al servicio de Telefónica -donde trabaja en Madrid en temas de tecnologías-, para pasárselo bien y escapar del tedio, pero, sobre todo, para que los demás disfruten como lo hace él.

Mediante una serie de vídeos de unos cinco minutos de duración, que tarda alrededor de una hora en grabar y editar, David se pone en la piel de todo tipo de personajes y situaciones para llevar una sonrisa.

“Empecé haciendo algún pequeño vídeo gracioso para que lo vieran mis amigos y parece que gustó la idea. Ahora estoy en una fase creativa porque esto del confinamiento agudiza el ingenio y una amiga me está ayudando a lanzar los audiovisuales en Instagram y parece que están teniendo una buena acogida”, señala a LA RAZÓN este joven cómico que no descarta en el futuro continuar con esta afición cuando todo esto pase, e incluso dedicarse a ello de manera profesional. “Quien sabe. Llevo en Telefónica muchos años y nunca podré decir que no. De hecho, a veces pienso que igual puedo ir al programa este de La Resistencia de Buenafuente que ya aburre (risas) para que el personal se entretenga más”, bromea, aunque reconoce que cree que sí que tiene un cierto don para hacer reír, sobre todo a sus amigos cuando se juntan.

Su estilo es el humor absurdo, la parodia de personajes de todo tipo, aunque preferentemente segovianos, como el ex ciclista Pedro Delgado “Perico”, pero también se ha hecho pasar por un gato confinado en el programa “El Hombre y la Tierra” de Félix Rodríguez de la Fuente, por Teodosio “El Grande”, por Rambo, por Farinelli, el soprano italiano del siglo XVIII, por Mozart... y así hasta un largo etcétera de personajes a los que desmonta y ofrece, desde lo disparatado, su particular versión muy de la tendencia del conocido y prestigioso humorista Joaquín Reyes.

“Hago parodias de cualquier cosa, aunque me suelo centrar sobre todo en lo que está de moda y siempre intento hacer alguna crítica mordaz, tejida de forma sibilina y casi siempre con aspectos cotidianos del día a día como protagonistas, ya que intento no tocar ni temas políticos porque están demasiado manidos y hay muchos memes, ni nada que tenga que ver con el racismo o la religión”, asegura David, mientras recuerda una que ha hecho recientemente sobre un estudio que revela que los españoles pasan dos días al año buscando qué contenido ver en la televisión y que dos de cada diez, al final, no ven nada. U otra parodia en la que hace una carrera de caracoles, en la que los participantes son algunos de los políticos de hoy en España, pero que ninguno gana “porque son todos muy malos”, señala.

Lo que más le gusta es caricaturizar lo cotidiano, los defectos y las virtudes del ser humano, y que cada persona se vea reflejada en alguno de sus vídeos y pueda reírse de sí mismo. También le gusta la cocina y es algo que puede verse también en muchos de sus parodias, como cuando imita el paso de Pedro Delgado por MasterChef, e incluso cuenta que se ha atrevido a realizar una cata de vinos, concretamente de una bodega de Toro, “que no quedó muy seria pero me lo pasé muy bien y fue divertido”, apunta.

Generosidad y altruismo

David es una persona solidaria también y ante la delicada situación que están atravesando algunos sectores, como el del vino en Castilla y León, o el del ovino de carne, está ayudando a pequeños productores, sobre todo de la provincia de Segovia a promocionar y comercializar sus productos entre sus amigos, como es el caso del lechazo de Sacramenia. Y se le ha ocurrido también sortear un cordero a través de su canal de Instagram, que precisamente termina este viernes, para que la gente se solidarice con estos sectores que tan mal lo están pasando. Para poder participar, hay que hacerse seguidor e invitar a un par de amigos y adivinar cual de los personajes de un vídeo sobre la escena de un crimen que ha hecho basado en la serie Twin Peaks es el asesino.

Optimista por naturaleza

Sobre la situación actual, tiene claro que a nivel macroeconómico España va a ser rescatada, “aunque por suerte -dice- vendrán los hombres de negro para decidir en qué tenemos que gastar el dinero”. Y en lo que respecta a la pequeña economía, la micro, reivindica la fortaleza, creatividad y pujanza del autónomo y la pyme, y está convencido de que saldrán adelante por estos motivos “y no por las políticas del Gobierno”, apunta. Pero mientras todo esto llega, primero señala que primero hay que pasar esta crisis sanitaria, y anima a hacerlo, dentro de lo que cabe, con algo de sentido del humor