“Ambicioso” e “histórico” Plan de Depuración de Aguas de la Diputación de Salamanca

La institución provincial destinará cinco millones y de la medida se beneficiarán los municipios con una población inferior a 500 habitantes

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, presenta el "ambicioso" e "histórico" Plan de Depuración de AguasDiputación Salamanca

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha anunciado la puesta de marcha de un “ambicioso” e “histórico” Plan de Depuración de Aguas Residuales destinado a los municipios de la provincia con una población inferior a 500 habitantes. Una iniciativa a la que la institución provincial destinará cinco millones y con la que se llegará a financiar hasta el 80 por ciento de las infraestructuras que los pueblos impulsen.

Durante los últimos años, según Javier Iglesias, la Diputación de Salamanca “ha venido efectuando actuaciones puntuales de mejora de los tratamientos de depuración de aguas residuales en varios municipios de la provincia pero, a día de hoy, aproximadamente el 45 por ciento de los núcleos de menos de 20.000 habitantes no dispone de sistema de depuración operativo, siendo la mayoría de estos casos en los pequeños municipios”, por este motivo, se pretende “terminar con un problema que se arrastran muchos pueblos desde hace tiempo y les cuesta solucionar porque no tienen la capacidad suficiente para hacerlo”.

El presidente apuntó que este es uno de los planes más importantes que últimamente se ha puesto en marcha desde la institución provincial salmantina “un plan histórico y muy ambicioso” con el que se pretende dar cobertura a unos 160 municipios y “contribuirá a la mejora medioambiental y de salud pública en la provincia”.

Para Javier Iglesias “con este plan se pone de manifiesto que la Diputación está al lado de los municipios más pequeños y que llega donde otras administraciones no llegan” y aunque este plan está expresamente diseñado para los pueblos más pequeños el presidente afirmó que “no se va a apartar de estas políticas a los núcleos de más población más grandes, ya que los municipios con un rango de población entre 500 y 2000 habitantes podrán optar a las subvenciones que se concederán a través del Programa de Depuración de las aguas residuales urbanas promovido conjuntamente por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca”.

La institución provincial salmantina vuelve a apostar por unas políticas cada vez más volcadas en la protección del medioambiente y los recursos naturales para, subrayó Javier Iglesias “hacer que nuestra provincia sea cada vez más sostenible desde el punto de vista medioambiental”.