Coronavirus

Ponferrada sale en masa a la calle por el futuro de la comarca de El Bierzo

Miles de personas arropan a los trabajadores de LM Windpower y sus familias en defensa del empleo y recuerdan a la empresa que la planta berciana es la más rentable que tiene

PONFERRADA (LEÓN), 31/07/2021.- Miles de personas han salido este sábado a las calles de Ponferrada para protestar contra los 393 despidos previstos en la factoría de palas eólicas de LM Windpower mediante un expediente de regulación de empleo (ERE)
PONFERRADA (LEÓN), 31/07/2021.- Miles de personas han salido este sábado a las calles de Ponferrada para protestar contra los 393 despidos previstos en la factoría de palas eólicas de LM Windpower mediante un expediente de regulación de empleo (ERE)ANA F. BARREDOEFE

Los trabajadores de la planta ponferradina de LM Windpower no arrojan la toalla y darán la batalla hasta conseguir que la empresa de palas eólicas rectifique en su decisión de despedir a 393 empleados de esta factoría. Y no se rinde porque tienen detrás a toda una ciudad, como es la capital de Bierzo, que este sábado se ha echado de forma masiva a las calles para arropar a los trabajadores afectados y sus familias y recordar a la empresa que la factoría berciana es la más rentable que tiene en todo mundo y que no se creen los datos negativos que esgrime de ventas en el mercado y que ha puesto como excusa para llevar a cabo esta reestructuración que sería ruinosa para Ponferrada y para las familias afectadas por los despidos.

PONFERRADA (LEÓN), 31/07/2021.- Miiles de personas han salido este sábado a las calles de Ponferrada para protestar contra los 393 despidos previstos en la factoría de palas eólicas de LM Windpower mediante un expediente de regulación de empleo (ERE). EFE/ Ana F. Barredo FOTO: ANA F. BARREDO EFE

Bajo el lema “Por el futuro del Bierzo. Únete a la lucha.0% despidos. No a la deslocalización de LM”, miles de personas han secundado la protesta convocada por le, comité de empresa y no han dudado en mostrar su repulsa y contrariedad a las intenciones de la dirección de una compañía que, además, no solo pretende despedir a estos casi cuatrocientos trabajadores de la planta de Ponferrada, sino que, además, pretende llevar a cabo una modificación sustancial de las condiciones laborales para los que se quedan en plantilla, unos 1.063 empleados, a los que se les bajaría el sueldo un 25 por ciento.

La planta cuenta con 1.100 trabajadores en la actualidad. De los 265 empleados, 245 irían a Francia y 20 a Castellón, siempre que aceptasen el traslado, según el plan de la empresa.

“Detrás de toda esta operación no hay más que una deslocalización encubierta”, denuncia Gabriel Garnelo, presidente del comité de empresa de LM, del sindicato USO; quien insiste en que la planta ponferradina es la más competitiva y rentable de la compañía a la que exige que se abra a negociar, ya que, de momento, se mantiene en su postura inicial. “Estos despidos serían devastadores para la comarca del Bierzo”, advierte Garnelo, mientras recuerda los palos que está recibiendo esta zona tras el cierre de la minería y de las térmicas.

El líder de CCOO en El Bierzo, Ursicino Sánchez, por su parte, llama a la movilización ciudadana para seguir metiendo presión y pide a las administraciones central y regional más implicación y unidad para intentar revertir la situación. Al respecto, reclama un plan de viabilidad más allá de tres meses que consiga mantener los empleos en la zona, y, a la empresa, la exige no solo el mantenimiento del empleo sino un plan de reindustrialización y que recurra a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTEs) para evitar la pérdida de los puestos de trabajo. Además, confía en la fortalexa de esta comarca berciana y de los trabajadores de LM, que ya han pasado por circunstancias parecidas en la primera década de este siglo y consiguieron solventarlas y salir adelante.

Un niño, hijo de trabajadores de LM, protesta en Ponferrada en defensa del empleo FOTO: Ical Ical

En este sentido, cabe recordar que el Gobierno que preside Fernández Mañueco en Castilla y León ha mostrado ya su compromiso con los trabajadores de la planta ponferradina de LM Wind Power y busca soluciones para mantener el máximo empleo posible ante el anuncio de la multinacional de despedir a cerca de cuatrocientos trabajadores. Tal es así, que la Junta está dispuesta a financiar los costes laborales de un hipotético Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en la empresa si esa medida sirve para evitar despidos anunciados por la dirección de la planta ubicada en Ponferrada.

“La Junta ayudará en todo aquello que necesiten, por el tiempo que necesiten”, aseguraba este viernes pasado la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, tras reunirse con representantes de la dirección y del comité de empresa.

Por parte del Gobierno de España, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, también se ha reunido el pasado jueves con los representantes de los trabajadores y de la Junta para analizar este asunto, donde se comprometía la implicación de su departamento, como recordó hizo en el caso del cierre de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo y de Isowat-Made en Medina del Campo. Para ello, la ministra indicaba que los primeros contactos con la empresa ya se han producido por parte de miembros de su equipo.

En este caso, Reyes Maroto apostaba por consensuar con la Junta un acuerdo en defensa de los puestos de trabajo y apuntaba a la necesidad de “remar juntos”, como en la apuesta por la recuperación económic. “El esfuerzo de todos será más fructífero”, señalaba.

PONFERRADA (LEÓN), 31/07/2021.- Miiles de personas han salido este sábado a las calles de Ponferrada para protestar contra los 393 despidos previstos en la factoría de palas eólicas de LM Windpower mediante un expediente de regulación de empleo (ERE). EFE/ Ana F. Barredo FOTO: ANA F. BARREDO EFE

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, también participaba en esta multitudinaria concentración y lo hacía para pedir también unidad de acción entre las administraciones, los trabajadores y la sociedad para salvar esta crítica situación en LM. “No nos podemos permitir perder 400 empleos en Ponferrada, por lo que tenemos que estar todos unidos para evitar lo que sería realmente una catástrofe”, alerta el primer edil ponferradino, para quien la solución a los problemas de la multinacional pasa podría por derivar la construcción de sus palas para aerogeneradores a la planta más competitiva que tiene, que es la de Ponferrada, por la altísima preparación de sus trabajadores”.