La vida independiente de personas con problemas de salud mental favorece su empleabilidad

La Asociación El Puente de Valladolid abre su sexta vivienda de emancipación en la ciudad dirigida a este colectivo

La Asociación El Puente Salud Mental de Valladolid ha abierto su sexta vivienda para favorecer la independencia de este colectivo
La Asociación El Puente Salud Mental de Valladolid ha abierto su sexta vivienda para favorecer la independencia de este colectivo FOTO: Salud Mental La Razón

La apuesta de la Asociación el Puente de Valladolid para que las personas con problemas de salud mental puedan tener una vida autónoma e independiente da sus frutos, y no solo en su día a día y calidad de vida sino en el ámbito laboral. La entidad acaba de abrir su sexta vivienda de emancipación en la ciudad dirigida a las personas con problemas de salud mental que defienden su autonomía y tienen motivación para acceder al empleo.

Y es que más del 70 por ciento de de las más de veinte personas que han pasado por alguna de estas viviendas desde que se puso en marcha la primera en 2017 han logrado una inserción laboral.

El principal requisito para acceder a este recurso residencial es tener una motivación clara por el acceso al empleo. “Cuando la persona accede lo hace con el compromiso de formar parte de los Itinerarios Personalizados de Inserción Laboral de la entidad, un programa desde el que se trabaja con técnicos del Servicio de Empleo para favorecer la inserción laboral de los participantes”, destaca Rosa Calderón, psicóloga que también forma parte del equipo de Viviendas de la entidad, quien explica que estas viviendas forman parte del proyecto de vida independiente de la entidad.

Un modelo que defiende que las personas con problemas de salud mental tienen derecho a dirigir y controlar sus vidas. “Creemos que se trata de un recurso idóneo para ofrecer alojamiento a aquellas personas con problemas de salud mental que quieren dar un salto a la vida independiente y que tienen una motivación clara por el acceso al empleo”, señala, por su parte, explica Laura Berzal, trabajadora social que forma parte del equipo de Viviendas de El Puente Salud Mental Valladolid

Unas viviendas en las que, además, se va a proporcionar a cada uno de los residentes apoyo a través de la figura del Asistente Personal, un profesional que presta apoyos en las tareas que afectan a la vida diaria y que trabaja de manera individualizada, adaptándose a las necesidades y preferencias de cada persona.

Las viviendas de emancipación son un recurso que promueve El Puente Salud Mental Valladolid y que se integran dentro del programa de ‘Viviendas y Apoyos para la Vida Independiente’ financiado por el Fondo Social Europeo y la Gerencia de Servicios Sociales.