Las Plataformas en Defensa de la Sanidad consideran que el adelanto electoral refuerza “el dudoso valor” que la Junta concede a la salud pública

Aplazan la movilización del 19 de febrero por la evolución de la pandemia

Manifestación convocada por el movimiento por la sanidad pública de Zamora por los recortes y la precarización de la asistencia sanitaria en la provincia
Manifestación convocada por el movimiento por la sanidad pública de Zamora por los recortes y la precarización de la asistencia sanitaria en la provincia FOTO: Mariam A. Montesinos EFE

Las Plataformas Sociales para la Defensa de la Sanidad Pública manifestaron hoy que la disolución de las Cortes de Castilla y León, el cese de consejeros y la convocatoria de elecciones para el mes de febrero refuerzan su opinión sobre “el dudoso valor que el Gobierno de la Comunidad Autónoma, o sus restos, ha concedido y concede a la salud pública”.

En un comunicado recogido por Ical precisan que aplazan la manifestación autonómica en defensa de la sanidad para el próximo día 19 de febrero en Valladolid por cautela ante la evolución de la pandemia, “a diferencia de como actúa el presidente Mañueco”. La manifestación se aplaza para finales de la primavera.

Si bien, habrá una concentración de todas las plataformas ante la Consejería de Sanidad, “gobierne quien gobierne, animada por las mismas demandas que motivaban la manifestación de ese día y que fueron puestas de relieve en la Asamblea Social realizada en la ciudad de Valladolid el pasado mes de noviembre”. A lo largo de esa misma semana habrá también actos similares en los ámbitos de actuación de todas y cada una de las plataformas.

Por otro lado, rechazan “de forma unánime” la propuesta realizada por la Consejería de Sanidad para poner en marcha la atención telemática a través de la instalación de 314 salas de videoconferencias. “Nos parece pura propaganda con muy escasa base. No se rechaza la telemedicina, por supuesto, pero la consideramos como una herramienta que se debe utilizar solo para aquello en lo que realmente es beneficiosa.

Y, desde luego, no sustituye a la atención presencial, no debe suplir a los profesionales. Todo ello está ausente en las explicaciones aportadas por la Consejería”. Por otra parte, su implantación no puede ignorar los graves problemas de conectividad que existen en la actualidad en numerosos territorios de la Comunidad Autónoma, concluyen.