Adjudicada la redacción del proyecto de Unidad de Atención Discapacidad de León

Por importe de 221.000 euros y con un plazo de ejecución de tres meses

Recreación del proyecto del edificio de la UVAD de León
Recreación del proyecto del edificio de la UVAD de León FOTO: JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que dirige Isabel Blanco, ha adjudicado a Estudio López Merino y Asociados, por un importe de 221.430 euros más IVA, el contrato para la redacción del proyecto básico y de ejecución, estudio de seguridad y salud, dirección de obra, dirección de ejecución de obra y coordinación de seguridad y salud para la construcción de la nueva Unidad de Valoración y Atención a Personas con Discapacidad y Dependencia de León.

El plazo de ejecución es de tres meses desde la firma del contrato, que se formalizará en enero y con este trámite se definirán la estructura y el diseño de este edificio, que se levantará sobre una parcela de 5.300 metros cuadrados, cedida por el Ayuntamiento de la capital, y ubicada en la calle Juan Pablo II.

Tanto la arquitectura de la infraestructura como los servicios que van a prestarse en ella se ajustan al nuevo modelo de atención a la Dependencia 5.0 impulsado por el departamento que dirige Isabel Blanco. Esto implica aglutinar en un solo recurso distintas prestaciones para las personas con discapacidad –valoración, reconocimiento, declaración, calificación del grado y atención– y para las dependientes –incluyendo la valoración de la situación de dependencia y el servicio de atención temprana–, señalan desde la Junta. Añaden que el centro proyectado en León permitirá dar respuesta a las demandas y necesidades derivadas de este modelo de cuidados.

Allí se prestarán, además, los servicios que hasta ahora se ofrecían en las dependencias de la calle José Aguado y en la propia sede de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales, en la plaza de Colón. La plantilla del centro estará integrada por 35 trabajadores.

Edificio moderno

El inmueble, que dispondrá de un cuerpo de entrada con acceso, vestíbulo y recepción de usuarios, se organizará en torno a las áreas de atención temprana y de valoración de discapacidad y dependencia, además de una tercera de administración y dirección, que incluye sala para talleres y formación.

El espacio reservado para la valoración con equipos de trabajo se organizará en módulos de atención formados por despachos de médico, psicólogo y trabajador social, con su sala de espera correspondiente, garantizando así un alto nivel de intimidad y privacidad para los usuarios. El área de atención temprana, dirigida a la atención a niños menores de seis años y a sus familias, se estructurará en diversas salas de terapias de psicomotricidad, fisioterapia y logopedia, salas de espera y lactancia, y aseos infantiles.

En su equipamiento se tendrán en cuenta las necesidades funcionales y de uso de las personas atendidas y, en especial, la edad de los menores que acuden a la atención temprana, con acabados fáciles de limpiar y materiales de sencilla manipulación, todo ello en un ambiente despejado, divertido y acogedor. Asimismo, el centro dispondrá de las más modernas ayudas técnicas, destinadas fundamentalmente a la atención temprana.

En cuanto a las características del inmueble, cabe destacar que se proyecta un edificio moderno, diseñado bajo el denominado estándar de ‘casa pasiva’ (‘passive house’ en inglés), basado en la obtención de la máxima comodidad para usuarios y trabajadores con el menor consumo energético posible.

Para lograr este ahorro de energía, se instalarán aislamientos, cristales especiales de baja emisividad para evitar las pérdidas de calor y elementos de control de la radiación solar. También se apostará por las energías limpias y respetuosas con el medio ambiente, mediante el uso de biomasa y paneles fotovoltaicos.

La urbanización exterior, que incluirá aparcamiento, contempla zonas ajardinadas, con vegetación de bajo mantenimiento y consumo de agua y altamente tapizante que, junto al arbolado, ayudará a un mejor control de la radiación solar, favoreciendo la creación de un agradable microclima.

La inversión total estimada para la puesta en funcionamiento de la nueva Unidad de Valoración y Atención a Personas con Discapacidad y Dependencia de León supera los 4,8 millones de euros, entre ejecución de la obra y equipamiento.

En su conjunto, se proyecta un edificio totalmente accesible, sostenible energéticamente, inteligente y con una configuración espacial flexible para facilitar ampliaciones, si fuera necesario, y capacidad de adaptación a las necesidades de atención actuales o futuras.