Critican que se elijan a mujeres para dirigir instituciones deportivas solo para mejorar estadísticas

La presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Isabel García Sanz, denuncia que se esté primando su nombramiento pero “sin responsabilidad real”

La presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Isabel García Sanz
La presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Isabel García Sanz FOTO: rfess La Razón

La igualdad entre hombres y mujeres en los puestos de responsabilidad y de dirección en las instituciones deportivas ha protagonizado este martes un interesante desayuno informativo organizado por la Asociación de la Prensa Deportiva de Valladolid en esta ciudad, que contaba con la presencia de la presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Isabel García Sanz, la adjunta a la dirección técnica de saltos de la Real Federación Española de Hípica, Reyes Martín, y la medallista olímpica de vela Theresa Zabell.

García Sanz, que también es presidenta de la Comisión de Mujer e Igualdad de Género del Comité Olímpico Español, no se ha mordido la lengua en una de sus intervenciones para explicar lo que está ocurriendo en este tipo de instituciones deportivas, en las que, según denunciaba, se está primando el nombramiento de mujeres “sin responsabilidad real” y con la única intención de mejorar las estadísticas, en lugar de desempeñar un “puesto realmente dirigente” y “ejecutivo”.

Igualmente, criticaba que por parte de la Administración se prime a nivel de subvenciones la presencia de mujeres en las juntas directivas de las federaciones deportivas, cuando su presencia corresponde a la designación de las respectivas presidencias.

“La obligatoriedad de incluir un número determinado de mujeres (el 33 por ciento a partir de 2014 y el 40 desde 2019) ha hecho que la difusión de las estadísticas que se dan por parte del Gobierno diga que hay 350 directivas de cerca de mil dirigentes”, advertía García Sanz, al apuntar que hay muchas mujeres que entran en juntas directivas porque tiene que ser una cuota para que esa federación pida subvenciones.

Sin embargo, lamentaba que, en realidad, no son ejecutivas ni dirigentes deportivas. Por ello, defendía la modificación de la Ley del Deporte que data de 1990 para cambiar esta situación. García Sanz reconocía que en determinados casos puede ser que haya cuotas, pero que, en todo caso, no solo pasa por los nombramientos directos de quien ostenta la presidencia, sino que también es preciso trabajar en otros órganos, donde no se puede dar esa imposición.

Y, en el caso de la Federación que dirige, detallaba que hay catorce puestos ejecutivos de direcciones y de junta directiva y seis los ostentan hombres y siete mujeres, mientras que a nivel internacional cuentan con diez personas en puestos de responsabilidad y cinco son hombres y cinco mujeres.

”Hemos incrementado un cien por ciento la presencia femenina en puestos de responsabilidad que son electos y a los que las mujeres se presentan”, destacaba.