Peñacorada: 25 años formando personas y construyendo sueños

Luis José Cillero, director del prestigioso Colegio Internacional leonés, destaca la vinculación del centro a la provincia y reivindica la apuesta por valores como la generosidad, la lealtad o la cultura del esfuerzo

Alumnos del Colegio Internacional Peñacorada de León
Alumnos del Colegio Internacional Peñacorada de León FOTO: Peñacorada La Razón

El Colegio Internacional Peñacorada de León y los 346 alumnos que allí estudian desde Infantil y hasta Segundo de Bachillerato, están de enhorabuena durante en este 2022 que afronta su sprint final en lo académico. Y es que este centro bilingüe, entre otras muchas cosas, cumple 25 años.

Un cuarto de siglo de enseñanza personalizada y de calidad, apoyada en la visión cristiana del hombre y el mundo, pero, sobre todo, más de dos décadas formando personas y construyendo sueños.

“Es un año muy importante y especial para nosotros y que vamos a celebrar como se merece y en reconocimiento a los padres fundadores”, señala a LA RAZÓN Luis José Cillero, el director del Colegio Internacional Peñacorada, quien se muestra orgulloso de lo conseguido en estos años pero, sobre todo, ilusionado por seguir aportando para que el centro siga creciendo y consolidándose entre los mejores colegios privados de toda España. De hecho, es el único de la provincia de León privado y uno de los pocos que hay en la Comunidad.

Cillero recuerda la “machada” que, en su opinión, supuso poner en marca un centro educativo hace 25 años, ante la escasez de alumnos, una natalidad bajo mínimos o que hubiera ya muchos colegios asentados en la ciudad. “Fue el sueño de unos gigantes que quisieron plasmar en este centro sus anhelos y su altruismo”, apunta el director del centro, en referencia a David Álvarez, “el gran soñador e impulsor”; Luis Miguélez y el sacerdote Pedro María Gutiérrez, las tres personas que dieron forma a este gran proyecto educativo y social que es hoy el Colegio Internacional Peñacorada de León.

David Álvarez, fundador de Eulen, e impulsor del Colegio Peñacorada de León
David Álvarez, fundador de Eulen, e impulsor del Colegio Peñacorada de León FOTO: Peñacorada La Razón

Como homenaje a estos tres padres fundadores, el Colegio celebraba el pasado 18 de marzo una gala, sencilla pero muy emotiva, a la que asistieron 130 personas que han formado parte o lo siguen formando de la gran familia educativa del colegio.

Este ha sido uno de los numerosos actos que se van a ir celebrando durante todo este año para festejar esta efeméride y recordar los orígenes del centro, entre los que se encuentran una Misa de Acción de Gracias el próximo 13 de mayo en la Catedral de León que estará presidida por el obispo de León, Luis Ángel de las Heras, que proseguirá después con el descubrimiento, ya en el colegio, de un “Cruceiro” o escultura religiosa con los nombres de los fundadores del centro educativo.

Para el 23 de junio, día de San Juan, está prevista una gran fiesta con antiguos alumnos. Entre medias, se realizarán otras actividades culturales, como por ejemplo la elaboración de un número especial de la revista del Colegio.

Luis José Cillero, director del Colegio Internacional Peñacorada, interviene el la cena de gala homenaje a los fundadores
Luis José Cillero, director del Colegio Internacional Peñacorada, interviene el la cena de gala homenaje a los fundadores FOTO: Peñacorada La Razón

Los valores, una prioridad

El Peñacorada cumple medio siglo de historia, un tiempo en el que han cambiado muchas cosas, como no puede ser de otra manera en la Educación, siempre adaptándose a los nuevos tiempos, y especialmente en lo tecnológico. De hecho, los alumnos no usan libros sino el Ipad. “Pero lo que no han cambiado son los valores y principios así como el perfil del alumno que opta por este centro educativo”, destaca Cillero.

Estimular la madurez personal, la generosidad, el respeto hacia los demás, el espíritu deportivo, el compañerismo, la lealtad y la laboriosidad o la cultura del esfuerzo son algunos de los valores que han estado, están y estarán presentes en el Colegio Peñacorada, así como una formación inspirada en la fe cristiana y en las enseñanzas de la Iglesia Católica.

“También hacemos mucho hincapié en el emprendimiento y estamos dispuestos a ayudar al alumnos a que ponga en marcha su proyecto e idea empresarial”, destaca el director del colegio, quien recuerda que uno de los lemas del centro es “Si puede volar, vuela”.

Alumnos del Colegio Peñacorada de León
Alumnos del Colegio Peñacorada de León FOTO: Peñacorada La Razón

Los idiomas, como vehículo profesional, pero, sobre todo, como herramienta que ayude a los alumnos a abrir la mente y conocer otros mundos y otras culturas, es otra de las señas de identidad del Colegio Peñacorada, como los viajes que ofertan al extranjero o el estar incluido en la red educativa Arenales que busca personas comprometidas con la enseñanza, con deseo de saber siempre más, de innovar y mejorar continuamente, para aportar así un mejor servicio a las familias y a los alumnos.

En lo fundamental, el centro no ha cambiado nada en este tiempo, pero sí lo ha hecho en lo tecnológico, ya que el hecho de ser un centro privado te obliga a estar a la vanguardia en nuevas tecnologías de la información y la comunicación”, apunta Cillero.

Y es que la innovación tecnológica es otra de las banderas de este centro educativo, en el que los estudiantes aprenden de una manera diferente y no solo se limitan a lo que sucede en las propias aulas. “Buscamos la integración del ordenador en el aula a través de un proyecto educativo innovador pero sin perder los valores y principios fundamentales”, apunta el director, para quien uno de los retos diarios del centro es tener una visión lo más global posible y estar al día en el mundo actual.

Alumnos del Colegio Peñacorada durante una clase práctica
Alumnos del Colegio Peñacorada durante una clase práctica FOTO: Peñacorada La Razón

Conectados con la provincia

De cara al futuro, cuenta Cillero que quieren seguir aumentando la vinculación del Colegio Internacional con toda la provincia de León.

De hecho, señala que aparte de la capital, que es de donde proceden la mayoría de alumnos, este año están viniendo estudiantes desde La Bañeza, La Robla, Santa María del Páramo e incluso desde otras provincias, como es el caso de Zamora y más en concreto Benavente. Municipios en los que el colegio tiene rutas de transporte.

Poco a poco hemos ido tejiendo una red de la que estamos muy orgullosos para que los hijos de familias de la provincia puedan venir a estudiar a nuestro colegio y seguimos creciendo”, destaca el director del centro.

Finalmente, Luis José Cillero se marca como reto seguir potenciando la llegada de estudiantes japoneses al colegio y reforzar aún más el deporte base en todas las modalidades además de conseguir que los alumnos con más talento en alguna especialidad deportiva, además, puedan irse a Estados Unidos con una beca a estudiar y formarse mientras puede practicar su deporte favorito