Castilla y León quiere ser también líder en la producción de hortalizas

El Gobierno regional trabaja en un proyecto que busca nuevas zonas de cultivo en la Comunidad que sean propicias para el desarrollo de tipo de productos del campo

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrolla Rural, Jesús Julio Carnero, visita uno de los nuevos proyectos de un Grupo de Acción Local, en la empresa de hortalizas Cándido Muñoz Pascual, en Carbonero el Mayor
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrolla Rural, Jesús Julio Carnero, visita uno de los nuevos proyectos de un Grupo de Acción Local, en la empresa de hortalizas Cándido Muñoz Pascual, en Carbonero el Mayor FOTO: PABLO MARTIN Agencia ICAL

Castilla y León es tierra cerealista. También de viñedos y muy ganadera. Pero ahora quiere ser también líder en España en producción de hortalizas, donde se encuentra aún muy detrás de otros territorios como Andalucía, Aragón, Murcia, Comunidad Valenciana o Castilla-La mancha además de Cataluña y Extremadura, que son zonas donde más hortalizas se cultivan.

En Castilla y León, en estos momentos, hay plantadas cerca de 15.000 hectáreas de hortalizas que al año suponen una producción de alrededor de 470.000 toneladas. Sin embargo, y a pesar de que esta Comunidad no está en el denominado «top ten» de las Comunidades Autónomas que producen más hortalizas, lo cierto es que Castilla y León es la principal productora de puerro y de zanahoria.

España, como país, es líder europeo en el cultivo de estos productos de la tierra que cada vez son más consumidos y se encuentran en todos los fogones de cualquier restaurante.

Por este motivo, y con el reto de dar un nuevo impulso a la actividad agraria de la Comunidad, que a su vez pueda echar una mano en la fijación de población en el medio rural, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha puesto en marcha un ambicioso proyecto a medio y largo plazo que tiene como objetivo situar a Castilla y León entre las regiones más productoras de hortalizas de la España autonómica.

«Hortícolas» es el nombre de este proyecto en el que se está trabajando desde el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl), que busca zonas de la Comunidad que sean idóneas y propicias para el cultivo y desarrollo de hortalizas.

Se han escogido tres lugares del medio rural como experiencia piloto. Se trata de la localidad vallisoletana de Canalejas de Peñafiel, la leonesa de Santibáñez de la isla y la salmantina de Arabayana de Mógica, en las que se cultivarán tres variedades de guisantes, dos de maíz, una de alubia, remolacha, lechuga y brásicas.

Tres agricultores realizarán el mismo estudio en cada uno de estos municipios y plantaciones. Pasado un tiempo se presentará un informe para las industrias en las que se evaluarán los rendimientos y calidad de cada uno de los productos cultivados.

«Nuestro objetivo es ampliar las superficies de cultivos hortícolas en Castilla y León y aprovechar también las fortalezas endógenas de que disponemos para que la Comunidad pueda convertirse pronto en una región exportadora de hortalizas», destaca el consejero Jesús Julio Carnero.

El titular de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones pone en valor el «excelente» terreno existente en la Comunidad, así como la apuesta que se ha hecho por la modernización y transformación de regadíos por todo el territorio -30.000 hectáreas en tres años- y la sabiduría, experiencia y buen hacer de las gentes del campo, como pilares y fortalezas que hay que explotar más.

El consejero considera que la industria hortícola necesita ampliar su producción y tener materia prima más cerca de las plantas de transformación. Por ello, Carnero señala que este proyecto es una oportunidad más también para aquellas industrias agroalimentarias que requieren entrada de producto durante todo el año.