Morante, Luque y Marcos torearán el próximo 2 de julio en Zamora en una corrida concurso

Perteneciente a la Feria de San Pedro

El diestro Morante de la Puebla
El diestro Morante de la Puebla FOTO: Raúl Caro EFE

Morante de la Puebla, Daniel Luque y Alejandro Marcos protagonizarán el 2 de julio en Zamora una corrida concurso de ganaderías salmantinas: Castillejo de Huebra, Montalvo, Loreto Charro, Puerto de San Lorenzo, Valdefresno y Pedraza de Yeltes, perteneciente a la Feria de San Pedro. Días antes, el 29 de junio, se celebrará un festejo de rejones con toros de David Ribeiro Telles para los caballeros Andy Cartagena, Joao Moura, Joao Ribeiro Telles, Francisco Palha, Andrés Romero y Juan Manuel Munera.A esos dos festejos, la feria de San Pedro sumará el 26 de julio la celebración del segundo concurso de cortes de novillos goyesco, han informado fuentes de la organización.

Participarán quince especialistas de los que diez proceden de la provincia de Zamora: Santi Conde, Palomita, Dolikas, Samuel Martín, Jesús Gallego, Roberto Vidal, Alain Periquito, Luis Gómez y Tororo. Junto a ellos estarán también los recortadores vallisoletanos Use y Cristian Moras, los salmantinos Diego Moreiro y Manuel Gómez y el segoviano Jorge Gómez.

El empresario de la plaza de toros de Zamora, Carlos Zuñiga, que cumple su séptima temporada en este coso, ha resaltado este sábado que es una feria “de oportunidades, muy interesante y muy atractiva ya que tocamos todos los palos”.

Por su parte, el escritor taurino y abogado Domingo Delgado de la Cámara, que ha pronunciado el pregón de presentación de los carteles, ha afirmado que el toro actual es el más bravo de la historia, pese a lo cual el mundo del toro vive un ambiente “absolutamente negativo y pesimista”.

Ha indicado que pese a la importancia de la fiesta de los toros, “no se está sabiendo contar ni trasladarla a la sociedad como se debiera”, una situación que ha achacado no a toros ni toreros sino a “problemas de costes, de comunicación y políticos”.

De la Cámara ha abogado por recortar “gastos absurdos” que “traban mucho los festejos taurinos”, y se ha quejado de que el resto de eventos culturales y deportivos están “subvencionados muy generosamente y los toros no”.

También ha admitido un problema de comunicación, ya que en el siglo XXI “a todo aquello que no van los medios es como si no existiera y la consecuencia de ello es que gran parte de la sociedad española no conoce a los toreros”.

Por último, ha mencionado un “problema político” que tiene la tauromaquia, aunque confía en que los “grandes enemigos” de la fiesta “pasen a situaciones de marginalidad y pierdan todo el poder” en los próximos años”.