Una genealogía del feminismo en Cataluña

La escritora Maria Àngeles Cabré repasa en «El llarg viatge de les dones» cerca de 200 años de movimiento por los derechos de la mujer demostrando su heterogeneidad y ductilidad

Maria Àngels Cabré viaja por el feminismo del pasado en su antología "útil" para el presente
La escritora catalana Maria Àngels Cabré ha presentado su última obra 'El llarg viatge de les dones' EUROPA PRESS 20/02/2020 EUROPA PRESS

¿Por qué al hablar de feminismos uno centra el foco en las sufragistas inglesas y no se para a estudiar lo sucedido en Barcelona por la misma época? ¿Eran las mujeres catalanas del XIX personajes todavía sin voz y ni ganas de reclamarla? ¿Tuvieron que venir de fuera para enseñarnos lo que era de verdad una mujer? ¿Existe o no una genealogía del feminismo en Cataluña? La escritora catalana Maria Àngels Cabré responde a todas estas preguntas y repasa las distintas formas del feminismo en la Cataluña de mediados del XIX hasta el siglo XX a partir de los testimonios guardados de las diferentes épocas, ya sean personajes conocidos o anónimos

Cabré presentó ayer «El llarg viatge de les dones», un libro útil, exhaustivo y vibrante para entender la evolución del pensamiento feminista, sus diferentes enfoques históricos, su unión con las reivindicaciones del presente y las diferencias con el movimiento feminista actual. «Mi objetivo era hacer una geneología del feminismo en Cataluña para demostrar que es y ha sido un movimiento plural. Hay tantos feminismos como personas y muchas formas de hacer feminismo», dijo Cabré.

El libro recoge textos de las grandes figuras del movimiento en Cataluña como Dolors Montserdà, Maria Aurèlia Capmany y Frederica Montseny, entre otras, pero también algunas poco conocidas y que nunca han sido reconocidas, pero que «apuntalaron también un posicionamiento contundente». ««l libro pretende ser divulgativo», insistió Cabré, a través de 50 textos, tanto individuales como colectivos, de más de una treintena de mujeres del mundo obrero, clase media y clase acomodada para «dar diversidad de voces», señaló, combinando los diferentes testimonios con introducciones suyas a las distintas épocas que ha retratado.

Reivindicar la lucha local

Para Cabré, era frustante cómo el feminismo en Cataluña era poco o nada conocido y ha querido reivindicar en estas páginas el trabajo de unas mujeres cuya determinación y sacrificios sirvieron para dibujar un futuro más brillante para las mujeres de hoy día. «La verdad es que se conoce nada o muy poco del feminismo en Cataluña en comparación con los movimientos internacionales. No puede ser que este país no tenga historia del feminismo», señaló Cabré, para quien el libro servirá al menos para dejar constancia bien documentada de las personas que hicieron posible un feminismo activo en Cataluña. «Al menos deja constancia de todos los documentos recogidos para que las autoridades y universidades tomen conciencia, cuiden la documentación y la digitalicen para futuras investigadoras.

Para Cabré, el movimiento feminista actual está empeñado en vencer y para ella ahora se tiene que centrar en convencer, porque el cambio de mundo necesario pasará por «dar voz a todas las mujeres y extender la mancha en todas las direcciones». La escritora insistió en la importancia de la pluralidad y en el abanico de feminismo que están representados en el libro: «No puedo dar únicamente la versión que me encaja».Aún así, reconoció que existen feminismos que no le encajan, pero que no ha querido silenciar, porque considera que las mujeres de derechas y feministas entran en contradicciones porque es difícil reivindicar la igualdad de género si no se reivindica el resto de igualdades: «Me cuesta negociar en el feminismo liberal», dijo.

El último movimiento, ahora, es el de interpelar a los hombres e incluirlos en su lucha a la vez, algo que ha sido una constante en la historia del feminismo pero que han sido muy pocos los que acompañaron a estas mujeres en su lucha.