Cataluña

“Los clientes han agotado la carne de los establecimientos”

El gremio de carniceros asegura que está preparado para “atender pedidos por teléfono o whatsapp” para garantizar la calidad del servicio ante a crisis del coronavirus

En los últimos días, algunos establecimientos de carne, charcutería y pollería han tenido problemas para poder satisfacer las exigencias de sus clientes que, ante el confinamiento y la paranoia, han querido sobre abastecer sus despensas y congeladores. En algunos casos, incluso se denunciaron incidentes. Desde el Gremio de Carniceros, Charcuteros y Pollería de Barcelona, se ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad para que nadie caiga en la paranoia, “En muchos establecimientos, los clientes han agotado la carne”, asegura Xavier Gallifa, presidente del gremio.

La compra presencial, ante la prohibición de salir a la calle salvo urgencias y situaciones de primera necesidad, ha convertido a salir a comprar en una incómoda paranoia y una suspicacia incesante, que redunda en cómo las personas reaccionan a otros clientes y, sobre todo, a su trato con los profesionales de la alimentación. Según manifesta Gallifa, “muchos de nuestros agremiados están preparados para atender los pedidos de los clientes por teléfono o whatsapp, lo que puede facilitar la forma en que compramos”. En este sentido, y ante los problemas que se han ido repitiendo en diferentes establecimientos, el presidente del gremio de carniceros pide una “actitud responsable que ayudará a garantizar la alta calidad del servicio que ofrecen nuestros establecimientos agremiados”.

En cualquier caso, y ante la compra presencial, Gallifa asegura que "los profesionales agremiados están continuamente asesorados en los protocolos de seguridad y calidad cárnica y formatos gracias a los cursos de formación que imparte el Gremio”, por lo que los clien "tes no tienen por qué desconfiar o tener miedo a la hora de ir a comprar. "Quiero destacar la profesionalidad y especialización de los establecimientos representados por el Gremi, que están poniendo toda su dedicación, sobreesfuerzos de horas y sistemas de autoregulación con las medidas de seguridad que recomiendan las autoridades de cara siempre a la seguridad de sus clientes, sus profesionales y a ofrecer unos productos de primera calidad y el mejor asesoramiento”, concluyó Gallifa.

Desde el gremio también se insiste en la gran profesionalización de sus sistemas de distribución, por lo que no temen quedar sin suministros. Sólo piden paciencia y tranquilidad a sus clientes a la hora de la compra en busca de una mejor relación.