Esquerra exige a Sánchez e Iglesias que se “pongan las pilas” y activen un permiso retribuido para los padres

El partido republicano pide que se active ya una prestación para los progenitores que tengan que cuidar de los hijos que no puedan asistir al centro educativo por el coronavirus

Reunión semanal del gobierno de Cataluña
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés. EFE/Quique GarcíaQuique GarcíaEFE

Día a día, Esquerra va marcando más distancias con el Gobierno tras haber sido socio de investidura. El giro, que empezó durante el estado de alarma por la gestión “unilateral” de Pedro Sánchez, se ha acentuado progresivamente con el tiempo y el partido de Oriol Junqueras viene elevando el tono contra el Gobierno en las últimas semanas y las exigencias tanto a Sánchez como a Pablo Iglesias se van sucediendo: ahora, afean a la Moncloa que vaya “tarde” y piden que se “pongan las pilas” para preparar la vuelta al cole y a la actividad laboral.

El vicepresidente de la Generalitat y candidato de Esquerra, Pere Aragonès, ha exigido que “tomen una decisión ya” respecto a la regulación de los permisos para que los padres puedan cuidar de sus hijos en caso de que no puedan acudir al centro educativo por el coronavirus. “Las familias de Cataluña necesitan saber qué pasará y cómo mantienen sus ingresos familiares si se ven obligados a cuidar de sus hijos si tienen que hacer cuarentena”, ha afirmado en declaraciones desde Altafulla (Tarragona).

“Llevamos semanas pidiendo que se regule la incapacidad temporal, que se regule”, ha afirmado, y ha precisado que le compete al Estado. “Si el Gobierno no tiene capacidad política de llevar a cabo este permiso retribuido para que las familias se puedan hacer cargo, que transfiera los recursos y las responsabilidades porque lo haremos desde la Generalitat”, ha asegurado. “Pedimos que se pongan las pilas”, ha reiterado Aragonès.

Asimismo, ha dejado claro que para cambiar de opinión y plantearse un apoyo a los Presupuestos Generales del Estado debe haber también un cambio de actitud en el Gobierno. “Para que hayan segundos acuerdos, se deben cumplir los primeros. No se trata de poner una cosa por delante de otro, sino que se trata de afrontar todos los retos que tenemos por delante”, ha afirmado, en referencia a la mesa de diálogo, un compromiso del Gobierno con Esquerra que, de momento, no ha cumplido. Se debía de haber reunido en julio, pero se ha ido postergando y tampoco tiene visos de se convoque antes de las elecciones catalanas.

“Tenemos un reto muy importante en Cataluña que es hacer frente a la crisis derivada de la covid 19, pero no podemos olvidar otros retos que tenemos como empezar a solucionar políticamente el conflicto entre Cataluña y España, mediante el reconocimiento democrático del derecho a la autodeterminacion y la aministia”, ha afirmado Aragonès, quien también ha condicionado la negociación de las cuentas a un cambio de socios. Es decir, que tanto PSOE como Podemos se alejen de Ciudadanos. “Deberán de decidir ellos cómo quieren afrontar los problemas de futuro: ¿quieren enfocar el conflicto de Cataluña y España como C’s, con mas represión? ¿quieren enfocar una salida a la crisis con políticas netamente neoliberales, de recortes y contrarias a la mayoría de la población, que es lo que defiende un partido nacionalista de derechas como C’s?”, ha planteado, y ha avanzado que irán con estas dos cuestiones encima de la mesa a la reunión del miércoles en Madrid.

Lo cierto es que Esquerra se ha ido alejando del Gobierno por dos motivos: por un lado, por el incumplimiento de la Moncloa con la mesa de diálogo, un compromiso capital para el partido republicano ya que es el icono de la vía pactada que defiende, en contraposición a la confrontación de Carles Puigdemont; por otro lado, por el contexto al que se dirige Cataluña con unas elecciones cada vez más cerca y una dura batalla con JxCat por el liderazgo del independentismo.