Los niños con mocos y dolor de garganta irán al colegio si no tienen fiebre

Salud considera el resfriado nasal, con o sin mucosidad, motivo para quedarse en casa sólo si va acompañado de fiebre u otro síntoma de coronavirus como tos persistente

Hay una pregunta que se ha repetido en la mayoría de reuniones entre escuelas y familias que esta semana se han celebrado telemáticamente para informar de las novedades de un curso marcado por la pandemia: “¿Cuándo no se ha de llevar a un niño al colegio?”. Hay tres síntomas que todos tienen claro, cuando el niño tenga fiebre por encima de 37,5º, cuando tenga tos persistente y dificultad para respirar, o dolor de barriga acompañado de vómitos o diarrea. Pero ¿qué pasa cuándo tiene un resfriado nasal, con o sin mocos, o dolor de garganta, muy habituales los meses de frío sobre todo entre niños ? Los departamentos de Salud y Educación han actualizado esta mañana, en el marco del Procicat y en consenso con la comunidad pediátrica, el listado de síntomas a tener en cuenta para sospechar de una covid. Se considerarán síntomas fiebre por encima de los 37,5º; tos; dificultad para respirar; fatiga, dolores musculares o dolor de cabeza; dolor de barriga acompañado de vómitos o diarrera, y pérdida de olfato o gusto en caso de niños mayores de 10 años y adolescentes.

Como el dolor de garganta y el resfriado nasal, con o sin mocos, son muy habituales en la población pediátrica, estos síntomas sólo se tendrán en cuenta si van acompañados de fiebre u otra sintomatología de la lista.

Los estudios que se han hecho sobre la covid en niños hasta la fecha coinciden en que la sintomatología es mucho más inespecífica que en los adultos. El doctor Pere Soler, jefe de la unidad de patología infecciosa e inmunodeficiencias pediátricas del hospital Vall d’Hebron, explica que por ahora los pediatras no tienen herramientas para distinguir el virus del SARS-CoV-2 de una gripe o un resfriado común, porque el nuevo coronavirus en la población pediátrica se manifiesta en forma de un cuadro vírico común. Pero para facilitar la vuelta al colegio y el colapso de los centros de atención primaria, que funcionan como referente para las escuelas, se ha descartado el dolor de garganta y un resfriado nasal aislados como sospecha de covid.