Òmnium exige la amnistía para 2.850 independentistas “represaliados” por el Estado

Esquerra y JxCat exigen una “reflexión” al independentismo para retomar el camino

Òmnium Cultural ha protagonizado esta mañana su acto central con motivo de la Diada y ha pedido una amnistía para 2.850 independentistas “represaliados” por el Estado durante los últimos tres años. La entidad independentista ha organizado un acto en Arc de Triomf (Barcelona) donde ha colocado 2.850 sillas vacías con el nombre de cada uno de las simpatizantes independentistas que han sufrido la acción de la Justicia española y ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que mientras esta situación continúe así, “no habrá normalidad”.

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha afeado que Jordi Cuixart -presidente de la entidad- lleve más tiempo en prisión bajo el Gobierno de Sánchez que bajo el Gobierno de Mariano Rajoy. “Si el Gobierno quiere enmendar la injusticia, abandonar la vía de la represión, abandonar la doctrina de Vox y resolver el conflicto por las vías políticas, lo tiene fácil: derecho de autodeterminación y amnistía”, ha asegurado, antes de advertir al Estado también, emulando a Cuixart, que el independentismo lo volverá a hacer.

En ese mismo acto ha estado presente también el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el vicepresidente, Pere Aragonès, o el presidente del Parlament, Roger Torrent. También ha habido representación de Podemos, ya que ha estado Jaume Asens, diputado en el Congreso y miembros de la ejecutiva.

Antes, a primera hora de la mañana, el Govern y los partidos políticos -a excepción de PP y Ciudadanos-, han hecho la tradicional ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova. Allí han destacado las voces de Esquerra y JxCat, que han dado muestras en sus declaraciones de la situación de división que atraviesa el independentismo. Elsa Artadi (JxCat) ha pedido, en este sentido, que la Diada de este año sirva como “momento de reflexión” para los independentistas sobre la estrategia a seguir, con unidad y propuestas concretas y ha reclamado un “cambio respecto a aquellos años de reproches y desavenencias” para avanzar hacia la independencia.

Por su lado, Marta Vilalata (Esquerra) ha reclamado que la Diada sirva como un “punto de inflexión” para avanzar hasta la consecución de un referéndum de autodeterminación y la amnistía de los presos soberanistas. En este sentido, ha dicho que el futuro del independentismo se debe proyectar basándose en las lecciones del pasado y ampliando la base: “Sumar, prepararnos, fortalecernos, obviamente con la máxima unidad estratégica, luchas compartidas y apelando a los grandes consensos de país”.

Asimismo, también han participado el PDeCat y Demòcrates. David Bonvehí (PDeCat) ha reivindicado a su partido como la “centralidad” del independentismo en pleno proceso de alejamiento de JxCat -esta semana ha marcado perfil propio votando en el Parlament contra la regulación de los precios del alquiler- y ha asegurado, en esta línea, que trabajarán por la reconstrucción económica y social y el avance en el proceso independentista. Antoni Castellà (Demòcrates) ha pedido regresar a la vía de la unilateralidad para la independencia y ha recordado que el referéndum “ya se hizo” el 1-O y “se ganó”.

Miquel Iceta (PSC), que ha asegurado que el mejor homenaje a Lluís Companys es la Ley de Memoria Histórica que está previsto que el Gobierno apruebe el martes, ha pedido “consenso y unidad” para reconstruir Cataluña tras la pandemia. Joan Mena (Catalunya en Comú-Podem) ha pedido recuperar los “grandes consensos del catalanismo” para dar una alternativa al Govern ya que, según ha lamentado, la pandemia ha llegado con “el peor gobierno en el peor momento posible”.

Alejandro Fernández (PP) ha asegurado que la Diada se vive ahora con “mucha tristeza” porque se ha convertido en un día de “disturbios callejeros, exclusión, no se puede ir a ningún acto público porque te insultan”. “Es el espejo y el síntoma de lo que estamos viviendo en Cataluña”, ha asegurado en “Telecinco” cuando ha sido preguntado por qué no participa de la ofrenda floral a la estatua de Rafael Casanova.

Inés Arrimadas (Ciudadanos) ha vuelto a la carga con la coalición con PP y PSC en Cataluña de cara a las elecciones catalanas y ha reclamado aparcar las “tonterías de partido" para sumar esfuerzos entre las distintas formaciones.

Ignacio Garriga (Vox) ha asegurado este viernes que su propósito es “recuperar” Cataluña de “la mafia separatista, delincuentes y criminales”. “Vamos a por vosotros”, ha avisado.