Detenidos 99 grafiteros por pintar en trenes de Renfe y el Metro de Barcelona

L´os daños causados por los daños practicados ascienden a 22 millones de euros

Un vagón del Metro de Barcelona con pintadas obra de los grafiterosMossos d'Esquadra

Se trata de la operación de más envergadura llevada a cabo en Cataluña contra el tipo de delitos, los grafitis en el Metro y en trenes de Renfe. Una operación conjunta entre diferentes cuerpos policiales ha permitido detener a 99 personas por practicar este tipo de pintadas, 48 de ellos en Cataluña.

Se les considera responsables de más de 1.000 grafitis en vagones de Renfe o Metro en Barcelona, acciones que habrían causado daños por importe de 22 millones de euros.

La Policía Nacional ha realizado la operación junto a los Mossos d’Esquadra. Ha ocurrido en dos fases, una primera dirigida a localizar a 51 sospechosos residentes fuera de Cataluña, y una segunda para detener a los otros 48 en las provincias de Barcelona, Tarragona y Girona.

Las pesquisas comenzaron hace más de un año, en septiembre de 2019, a raíz de manifestaciones de varios grafiteros que habían sido detenidos en ocasiones anteriores y que apuntaban a una presunta impunidad para pintar.

En los últimos años, casi la mitad de las denuncias presentadas en España contra grafiteros proceden de Cataluña.

A partir de comprobar este dato,ese momento se desarrolló el operativo, que en una primera fase llevó a la detención de 51 personas en diferentes localidades de Madrid, Castilla y León, Castilla La-Mancha, Asturias, País Vasco, Aragón, Comunidad Valenciana y Andalucía.

En la segunda fase, fueron arrestados otros 48 presuntos autores -39 por parte de Policía Nacional y 9 por Mossos- en un operativo de investigación conjunto. Los detenidos tenían residencia en las provincias de Barcelona, Tarragona y Girona.

La Policía destaca la detención en Barcelona de una taquillera contratada por Renfe a través de una empresa subcontratada y la de un grafitero que viajó exclusivamente desde Milán para pintar y que fue detenido a pie de pista tras aterrizar en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.