El PP pide al Gobierno la creación de un fondo de 50.000 millones de euros para las empresas

Los populares defienden inyecciones de liquidez para tratar de salvar a las compañías ante el parón económico por el coronavirus

Pablo Casado junto a Alejandro Fernández en la reunión con el gremio de restauración de Barcelona.
Pablo Casado junto a Alejandro Fernández en la reunión con el gremio de restauración de Barcelona.DAVID MUDARRACASADO

El PP continúa potenciando su perfil económico de cara a las elecciones catalanas. En esta ocasión, Pablo Casado se ha desplazado hasta Girona junto al candidato a la Generalitat del PP, Alejandro Fernández, para reunirse con el flamante presidente del Consejo General de Cámaras de Cataluña, Jaume Fàbrega, para abordar la actualidad económica. Y, en este marco, ha anunciado que registrará en el Congreso de los Diputados la petición de un fondo de 50.000 millones de euros para ayudar a las empresas.

Casado se ha alineado así con el plan de la principal patronal catalana Foment del Treball, que también ha hecho una propuesta similar. El líder popular ha defendido que debe ser un fondo para inyectar liquidez a las empresas -en lugar de créditos- para que puedan “subsistir” ante el huracán económico provocado por el coronavirus.

Asimismo, también ha desgranado otras dos propuestas para hacer frente a las consecuencias económicas. Por un lado, ha planteado que se cierre un acuerdo de manera inminente para aplazar los ERTE hasta que concluya el Estado de alarma. Por otro lado, ha pedido un plan de choque fiscal para bajar impuestos. “Hay que bajar impuestos”, ha sostenido, y ha reprochado “la demagogia” del Gobierno ya que considera que si no se bajan, las empresas “cierran” y esa circunstancia, a la larga, es peor porque la recaudación será menor porque las empresas “no pagarán ningún impuesto”. “Preferimos que paguen menos impuestos, pero que paguen algo”, ha afirmado, y ha recordado que Francia ha pedido incluir bajada de impuestos en los fondos europeos.

Alejandro Fernández ha reivindicado el encuentro con Fàbrega, que fue nombrado ayer como presidente del Consejo de Cámaras de Cataluña en sustitución de Joan Canadell, y el papel de las cámaras de comercio por su “utilidad social” en estos momentos.

Asimismo, sobre la posibilidad de aplazar las elecciones del 14 de febrero, Fernández también ha reprochado al Govern que no haya dado toda la información ya que únicamente ha planteado los posibles escenarios sanitarios de aquí hasta la fecha, pero no ha explicado qué consecuencias pueden tener unas elecciones. El candidato popular ha evitado pronunciarse sobre si es partidario o no de un aplazamiento y defiende la salud y el derecho a votos de todos los catalanes.