JxCat fulmina al ex abogado de Puigdemont por cuestionar la estrategia de desobediencia

Destituye a Cuevillas como secretario segundo de la cámara tras criticar las resoluciones a favor de la autodeterminación y contra el Rey y coloca en su lugar a la diputada Aurora Madaula

El diputado de JxCat y abogado Jaume Alonso-Cuevillas; la nueva presidenta del Parlament de Cataluña, Laura Borràs; y la diputada de ERC, Anna Caula, a su llegada a la reunión de la primera reunión de la Mesa
El diputado de JxCat y abogado Jaume Alonso-Cuevillas; la nueva presidenta del Parlament de Cataluña, Laura Borràs; y la diputada de ERC, Anna Caula, a su llegada a la reunión de la primera reunión de la MesaDavid Zorrakino

Polémica en el seno de JxCat: el partido de Carles Puigdemont ha decidido apartar a Jaume Alonso-Cuevillas como secretario segundo de la Mesa del Parlament y sustituirlo por la diputada Aurora Madaula, tras haber expresado sus dudas sobre la estrategia de desobediencia en una entrevista reciente.

Así lo ha anunciado la formación tres días después de que Alonso-Cuevillas, que fue abogado del expresident en Waterloo, cuestionara la estrategia de desobediencia, se declarara partidario de no tramitar las resoluciones controvertidas sobre el Rey o la autodeterminación y se preguntara: “¿Hemos de dejar que nos inhabiliten sin pena ni gloria por una tontería?”. Unas declaraciones que realizó en el portal Vilaweb y de las que luego se ha retractado.

Tras las críticas internas recibidas en el seno del partido, Alonso-Cuevillas ha puesto su cargo a disposición de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, también de JxCat, quien ha consensuado el relevo con Puigdemont y el secretario general del partido, Jordi Sànchez. Ahora, deberá ser ratificado en la reunión de la próxima ejecutiva.

“No sé si tiene sentido que te inhabiliten por haber tramitado una resolución que no lleva a ninguna parte. La inmolación se tiene que hacer si tiene eficacia. Si no, me parece absurda”, aseguró Cuevillas en la entrevista del pasado viernes, un posicionamiento que topa con la estrategia de JxCat de choque y confrontación desde la cámara, una de las vías a seguir esta legislatura de la mano de Laura Borràs. De hecho, los postconvergentes criticaron con dureza en el pasado mandato el papel y rol de Roger Torrent (ERC) y los letrados del Parlament al frenar la publicación de las resoluciones contra el Rey para no caer en la desobediencia.

El exvicepresidente primero del Parlament, el postconvergente Josep Costa, incluso criticó públicamente las palabras de Cuevillas a través de las redes: “Pienso que defender la soberanía del Parlamento de Cataluña no es ninguna tontería. Pienso que ser encarcelado o inhabilitado por hacerlo es una cosa dignísima. Y pienso que si alguien no puede o no quiere asumir este riesgo no debería estar en la Mesa del Parlament”.

Tras estas declaraciones y el revuelo causado, el propio Cuevillas ha publicado una carta en Twitter en la que admite que fue “imprudente” el uso de la palabra “tontería”, y en la que se muestra partidario de la “confrontación inteligente” con el Estado español. “Actuaré de la forma que decida Junts per Catalunya y con lealtad siempre a la presidenta del Parlament, a disposición de quien están mis cargos”, afirma.

Aurora Madaula, nueva secretaria

Aurora Madaula, que encabeza la entidad Acció per la República, uno de los sectores con un perfil más favorable a la desobediencia y la confrontación con el Estado dentro de JxCat y considerada como el ala izquierdista del grupo parlamentario, será propuesta como nueva secretaria segunda de la Mesa, mientras que Alonso-Cuevillas seguirá como diputado raso.