Detectan 710 incumplimientos del toque de queda

Desciende un 60% la movilidad nocturna en el área metropolitana de Barcelona

Miembros de los Mossos d´esquadra patrullan la playa de la Barceloneta en una noche de toque de queda. EFE/Alejandro García.
Miembros de los Mossos d´esquadra patrullan la playa de la Barceloneta en una noche de toque de queda. EFE/Alejandro García.ALEJANDRO GARCÍAEFE

El portavoz y comisario de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, ha explicado este lunes que el cuerpo ha levantado un total de 710 actas en el primer fin de semana del toque de queda nocturno entre la 1 y las 6 de la madrugada en 161 municipios catalanes.

Lo ha dicho en una rueda de prensa de balance de esta medida, junto al subdirector general de Coordinación de Salud Pública, Xavier Llaberia, y la subdirectora general de Coordinación y Gestión de Emergencias, Imma Solé.

Molinero ha dicho que de estas 710 actas, levantadas por Mossos d’Esquadra y policías locales, unas 400 han sido por incumplimiento del toque de queda y 130 por no llevar mascarilla, mientras que el resto de las actas se han interpuesto por cuestiones de aforo y no cumplir las medidas del Procicat.

Ha añadido que ha habido numerosas intervenciones durante este fin de semana en toda Catalunya pero que los desalojos por el toque de queda se han hecho sin incidentes: “La mayoría de las personas a las que se advertía para abandonar las calles lo han hecho con responsabilidad y diligencia”.

El comisario ha cifrado en un 60% el descenso de la movilidad nocturna en el área metropolitana de Barcelona, y ha afirmado que se han establecido 429 controles durante las tres noches de este fin de semana frente a la entrada en vigor del nuevo toque de queda.

En este sentido, Molinero ha dicho que, especialmente en la zona de la costa catalana, había jóvenes extranjeros que decían desconocer la nueva medida, pero que la mayoría de ellos han cumplido con las indicaciones de la policía y de la nueva norma cuando se les ha explicado.

“Hemos basado esta primera campaña en una actitud de recomendación, advertencia y acompañamiento sobre las nuevas medidas. Los que no las han aceptado de forma reiterada se les han levantado actas, tanto a nacionales como a extranjeros”, ha dicho el comisario.

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha asegurado este lunes que prevé mantener el toque de queda nocturno, entre la 1 y las 6 de la madrugada en 161 municipios catalanes, más de tres semanas para poder bajar la incidencia de los afectados por la pandemia de coronavirus.

En una entrevista en la Cadena Ser, ha precisado que en una semana se podrá observar algún fruto del toque de queda nocturno, “pero para poder bajar esta incidencia se necesita más de una, dos y tres semanas”.

Lo que no prevé ampliar el conseller es la lista de los municipios afectados por esta medida, alegando que ya exigieron requisitos “bastante estrictos”.

Tras el fin de semana, el conseller ha constatado que ya se aprecia un ligero descenso de contagios en todas las edades, sobre todo entre los más jóvenes, y cree que el confinamiento nocturno puede ayudar a reducir los contactos entre este colectivo “aunque también es cierto que pueden seguir en el entorno más privado”.

Tras considerar que no fue un error eliminar la obligatoriedad de llevar mascarilla, ha recalcado que esto debe aplicarse cuando uno va sólo o acompañado de su burbuja, pero no en otros casos.

“No podemos fiarlo todo a la bata blanca. Nos equivocamos. Hay que evitar los contagios”, ha reclamado Argimon, tras advertir de que las vacunas no son 100% efectivas, y ha añadido que gran parte de los ingresados en hospitales o en las UCIs son personas no vacunadas o que no tenían la pauta completa.