Nuevo golpe a Esquerra: el Gobierno aleja la Bilateral con el Govern

La Generalitat tenía intención de convocar una cita para tratar traspasos a finales de este mes, pero Moncloa la retrasa

Pedro Sánchez y Pere Aragonès en el Palau de la Generalitat
Pedro Sánchez y Pere Aragonès en el Palau de la Generalitat FOTO: NACHO DOCE REUTERS

Con la validación del Real Decreto de la Reforma Laboral y la ausencia de la convocatoria de la Mesa de Diálogo -de negociación, según el argot de Esquerra Republicana como verbalizó el pasado lunes Oriol Junqueras en una entrevista con Juan Ramón Lucas en Onda Cero-, el Gobierno catalán ha puesto sobre la mesa la convocatoria para «finales de enero o principios de febrero» de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat. Lo ha hecho la portavoz del Govern, Patricia Plaja, tras las reuniones del ejecutivo de Pere Aragonés de los martes 11 y 18 de este mes de enero.

La respuesta por parte del Gobierno de Pedro Sánchez ha sido taxativa: «no hay ni fecha ni orden del día», y no parece que desde la Moncloa se tenga la intención de activarla antes de las elecciones en Castilla y León, el 13 de febrero, en el primer aniversario de la victoria de Salvador Illa en las autonómicas catalanas. En la Generalitat, en privado, también evitan dar concreciones sobre fechas y temas a tratar por temor a generar unas expectativas que luego pueden ser incumplidas y acumular más desgaste político en la delicada negociación con el Gobierno.

La Comisión Bilateral se reunió el 2 de agosto de 2021, después de tres años sin hacerlo, y en ese encuentro, el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, alcanzó un acuerdo de inversión de 1700 millones de euros para la ampliación del aeropuerto de El Prat que quedó en agua de borrajas tras la oposición de ERC.

Tras este fiasco, se constató que la Bilateral no empezó con buen pie y los acuerdos alcanzados en aquella reunión siguen pendientes. De hecho, desde el Gobierno solo reconocen conversaciones técnicas, pero «el Grupo Técnico de Trabajo que debe fijar el orden del día no se ha reunido», lo que hace imposible que la reunión se celebre con la celeridad que desea la Generalitat. Fuentes del ejecutivo consideran que este movimiento de la Generalitat pretende «meter presión» por la negociación de la Reforma Laboral, a la que tanto ERC como Junts se oponen, y por la ausencia de fecha para la Mesa de Diálogo. Desde el ejecutivo central solo se reconoce que el traspaso de becas es lo más avanzado, pero si nos atenemos a la literalidad del acuerdo de agosto, el avance ha sido nulo y el traspaso sigue sin pacto.

De los acuerdos alcanzados el verano pasado no se ha plasmado ninguno, excepto el cumplimiento de la de la disposición adicional tercera del Estatut que hizo efectiva la transferencia de recursos a la Generalitat por un importe de 200 millones de euros y que no se aplicaba desde 2008, aunque nada se sabe de los pagos posteriores reconocidos en el Estatut de Cataluña. El Grupo de Trabajo para analizar más traspasos en materia de formación especializada, salvamento marítimo o ejecución de la legislación laboral en el ámbito del trabajo, el empleo y la formación profesional no se ha reunido, y tampoco lo ha hecho la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales a la que se fijó fecha para diciembre de 2021.

Solo se reunió la Comisión de Inversiones en Infraestructuras que tenía fecha en el calendario en septiembre del año pasado y se reunió con dos meses de retraso y en la que tampoco hubo acuerdos concretos. No se concretó la cantidad a recibir por el déficit de explotación de Cercanías y Regionales -que el Estado debe definir en el primer trimestre de 2022 y que están pendientes desde hace una década- y mucho menos el traspaso y la gestión de los servicios de Cercanías que está en una comisión de estudio de la que no se conocen avances y que fueron motivo de huelga por parte de los trabajadores de RENFE que se oponen al traspaso. Además, en caso de llegar a un acuerdo en esta materia de pagos a la Generalitat por la gestión, este tendría que ser validado por la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales que ni siquiera se ha reunido.

Con este panorama, la Comisión Bilateral no será convocada incumpliendo el acuerdo que la situaban a finales de enero o principios de febrero como reclama ahora la Generalitat. Sin Bilateral ni Mesa de Diálogo, las relaciones entre ambos gobiernos se van a agriar «porque el Estado no está cumpliendo», como dijo Oriol Junqueras en La Brújula, lo que tendrá repercusiones, según las fuentes consultadas, en la votación del Decreto de Reforma Laboral. A día de hoy, ni ERC ni Junts darán su voto y se inclinan por un voto negativo.