Sociedad

La primera vez que especies humanas diferentes tuvieron sexo fue hace 700.000 años

El primer mestizaje se produjo en Eurasia entre ‘superarcaicos’ y neandersovanos

Cráneo de humano antiguo - UNIVERSIDAD DE UTAH
Cráneo de humano antiguo - UNIVERSIDAD DE UTAH

Durante tres años, el antropólogo de la Universidad de Utah Alan Rogers ha intentado resolver un rompecabezas evolutivo y ha descubierto el primer cruce de los ancestros neandertales-denisovanos con un homínido, hace 700.000 años, según publica en la revista ‘Science Advances’.

Su investigación desenmaraña millones de años de evolución humana mediante el análisis de hebras de ADN de especies humanas antiguas conocidas como homínidos.

Al igual que muchos genetistas evolutivos, Rogers compara los genomas de homininos en busca de patrones genéticos como mutaciones y genes compartidos. Desarrolla métodos estadísticos que infieren la historia de las antiguas poblaciones humanas.

En 2017, Rogers dirigió un estudio que encontró que dos linajes de humanos antiguos, neandertales y denisovanos, se separaron mucho antes de lo que se pensaba y propuso un tamaño de población de cuello de botella. Esto causó cierta controversia y los antropólogos Mafessoni y Prüfer argumentaron que su método para analizar el ADN produjo resultados diferentes.

Rogers estuvo de acuerdo pero se dio cuenta de que ninguno de los métodos explicaba muy bien los datos genéticos. “A nuestros dos métodos en discusión les faltaba algo, pero ¿qué?” se preguntó Rogers, profesor de antropología en la Universidad de Utah.

El nuevo estudio ha resuelto ese enigma y, al hacerlo, ha documentado el primer evento de cruzamiento conocido entre antiguas poblaciones humanas: un grupo conocido como los ‘super-arcaicos’ en Eurasia se cruzó con un ancestro neandertal-denisovano hace unos 700.000 años. El evento fue entre dos poblaciones que estaban más distantemente relacionadas que cualquier otra registrada.

Los autores también propusieron una línea de tiempo revisada para la migración humana fuera de África y hacia Eurasia. El método para analizar el ADN antiguo proporciona una nueva forma de mirar más atrás en el linaje humano que nunca antes.

“Nunca habíamos sabido sobre este episodio de mestizaje y nunca hemos podido estimar el tamaño de la población super-arcaica --apunta Rogers, autor principal del estudio--. Estamos arrojando luz sobre un intervalo en la historia evolutiva humana que anteriormente era completamente oscuro”.

Fuera de África y mestizaje

Rogers estudió las formas en que las mutaciones se comparten entre los africanos y europeos modernos, y los antiguos neandertales y denisovanos. El patrón de compartir implicaba cinco episodios de mestizaje, incluido uno que antes se desconocía.

El episodio recién descubierto involucra el mestizaje hace más de 700.000 años entre una población ‘super-arcaica’ distantemente relacionada que se separó de todos los demás humanos hace unos dos millones de años, y los antepasados de los neandertales y los denisovanos. Las poblaciones ancestrales súper-arcaicas y neandertales-denisovanas estaban más distantemente relacionadas que cualquier otro par de poblaciones humanas previamente conocidas por cruzarse.

Por ejemplo, los humanos modernos y los neandertales habían estado separados durante unos 750.000 años cuando se cruzaron. Los ancestros súper-arcaicos y neandertales-denisovanos estuvieron separados por más de un millón de años. “Estos hallazgos sobre el momento en que se produjo el cruzamiento en el linaje humano están diciendo algo sobre cuánto tiempo lleva el aislamiento reproductivo para evolucionar”, destaca Rogers.

Los autores utilizaron otras pistas en los genomas para estimar cuándo se separaron las antiguas poblaciones humanas y su tamaño efectivo de población. Estimaron que el súper-arcaico se separó en su propia especie hace aproximadamente dos millones de años.

Esto concuerda con la evidencia fósil humana en Eurasia que tiene 1,85 millones de años. Los investigadores también propusieron que había tres oleadas de migración humana hacia Eurasia. El primero fue hace dos millones de años cuando los super-arcaicos emigraron a Eurasia y se expandieron a una gran población.

Luego, hace 700.000 años, los antepasados neandertales-denisovanos emigraron a Eurasia y se cruzaron rápidamente con los descendientes de los súper arcaicos.

Finalmente, los humanos modernos se expandieron a Eurasia hace 50.000 años, donde sabemos que se cruzaron con otros humanos antiguos, incluso con los neandertales. “He estado trabajando durante los últimos años en esta forma diferente de analizar los datos genéticos para conocer la historia --explica Rogers--.

Es gratificante que se te ocurra una forma diferente de ver los datos y termines descubriendo cosas que la gente no ha podido ver con otros métodos”. Ep