La Comunitat Valenciana, la autonomía más endeudada del país

la cifra de 47.877 millones de euros supone el 41,8 por ciento del PIB

La deuda pública de la Comunitat Valenciana al término del tercer trimestre alcanzó los 47.877 millones de euros, el 41,8 por ciento del Productor Interior Bruto (PIB), lo que supone 4 décimas menos que al término del primer semestre, unos 17 millones de euros en cifras absolutas. Este porcentaje la sitúa como la autonomía más endeudada del país en términos relativos.

Según la Conselleria de Hacienda, la variación del endeudamiento viene motivada, por una parte, por la asunción de 777 millones de euros procedentes del Fondo de Liquidez Autonómica, destinados a cubrir 725 millones del exceso de déficit del año 2018. Otros 29 millones, del exceso de déficit de presente 2019, y 23 millones, de las liquidaciones negativas del sistema de financiación.

Se han realizado también operaciones de tesorería a corto plazo que han supuesto una disminución del endeudamiento de 794 millones de euros.

Desde junio de 2015 la deuda de la Comunitat Valenciana ha crecido en 7.813 millones de euros. Desde la Consellería de Hacienda inciden en que de esta cantidad, el 33 por ciento corresponde al déficit de la etapa anterior o deriva de decisiones adoptadas por el anterior Gobierno. También, 200 millones comprometidos para salvar la Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunitat Valenciana o los 107 millones de deuda destinada a atender el pago de obras que fueron realizadas entre 2005 y 2008 y que fueron financiadas mediante el denominado método alemán.

En toda España, la deuda del conjunto de las Administraciones Públicas bajó en el tercer trimestre del año a 1.207.755 millones de euros, lo que equivale al 97,8 por ciento del PIB, 1,1 puntos menos que en el trimestre precedente, de acuerdo a los datos publicados este viernes por el Banco de España.

Todas las administraciones redujeron su deuda hasta septiembre, salvo las administraciones de la Seguridad Social, que marcaron un nuevo récord en 52.445 millones, equivalentes al 4,2 por ciento del PIB.

El objetivo del Gobierno pasa por cerrar el año en el 95,9 por ceinto del PIB, según lo establecido en la actualización del programa de estabilidad 2019-2022.

El mayor peso de la deuda recae sobre la administración central, que la recortó en 1.710 millones, hasta 1.074.160 millones.

Las comunidades autónomas disminuyeron su endeudamiento en 2.555 millones de euros, hasta 298.077 millones, iguales al 24,1 por ciento del PIB, en tanto que las corporaciones locales redujeron la suya en 989 millones, hasta 25.244 millones, que equivalen al 2.

Las cantidades de las diferentes administraciones suman más que el endeudamiento total porque hay 242.171 millones contabilizados en más de una administración, como ocurre con parte de la deuda autonómica que también está contabilizada por el Estado, que antes se ha endeudado para poder prestar ese dinero a las autonomías.

Doce comunidades autónomas redujeron su deuda entre julio y septiembre, mientras que cinco la aumentaron.

Las más endeudadas en términos absolutos la rebajaron: Cataluña a 78.600 millones; la Comunidad Valenciana, a 47.877; Andalucía, a 35.770 y Madrid, a 33.692.

En términos relativos se mantiene a la cabeza la Comunidad Valenciana con un nivel de deuda del 41,8 por ciento de su PIB, seguida por Castilla-La Mancha, 35,2 y Cataluña con un 33,3.