Agentes inmobiliarios esperan que la vivienda se estabilice en 2020

Los precios podrían bajar ligeramente en los barrios que han registrado mayores subidas

La vivienda en alquiler en Asturias aumenta un 4,6% durante el 2019
Los precios del alquiler se mantendrán elevados EUROPA PRESS

El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Valencia espera una estabilización del mercado de la vivienda este año y una moderación de los precios que incluso podrían descender ligeramente en los barrios que han registrado mayores subidas.

Las previsiones de este colectivo profesional apuntan a una moderación en el ritmo de compraventas y el estancamiento e incluso ligeras bajadas en el precio de la vivienda, una tendencia que ya comenzó en los últimos meses de 2019 y que se fortalecerá durante este año, tras cuatro años de importantes subidas de los precios.

En algunos barrios donde el incremento de precios ha sido mayor, como el centro de Valéncia, el litoral o Russafa, pueden producirse ligeras correcciones, según el portavoz del Colegio API, Vicente Díez. En estos barrios hay una disponibilidad de vivienda muy baja porque son zonas muy consolidadas, pero la demanda también se está moderando porque se había llegado a un escenario de precios muy alto, en el que es difícil dar salida a los inmuebles, ha explicado.

La incertidumbre económica y política no ayuda a estimular la demanda y muchos pequeños y grandes inversores ven con preocupación la posible regulación del precio de los alquileres por parte del nuevo Gobierno, una medida que, si se pone en marcha, puede afectar a la rentabilidad de los activos inmobiliarios.

En el caso de la obra nueva, 2020 va a ser un buen año por el nivel de ventas existente y dado que van a comenzar a entregarse promociones iniciadas en 2017 y 2018. El año pasado se alcanzó un pico de licencias para obra nueva en la ciudad de Valencia, unas 3.000, cuando dos años antes era una tercera parte, por lo que se espera que este año se inicien menos viviendas en la capital, aunque los proyectos se intensificarán en el área metropolitana, que va entre seis y doce meses por detrás, según Díez.

En el mercado de alquiler se han superado topes históricos pero parece que los precios no van a descender porque la oferta sigue siendo muy escasa, por lo que las familias con más dificultades se mueven hacia zonas más alejadas del centro para acceder a precios más moderados. Además, la inestabilidad económica y la incertidumbre sobre el empleo pueden dar lugar a un aumento de los desahucios por el impago del alquiler, según la API.