Una nueva técnica permite detectar enfermedades pulmonares en los delfines

Es una ventaja en situaciones de urgencia como los varamientos, ya que puede ser la clave para que el espécimen sobreviva

El espirómetro adaptado para delfines es una especie de máscara con forma de botella invertida, cuya apertura se coloca cubriendo el orificio de respiración del animal -o espiráculo-, situado en la parte superior de la cabeza
El espirómetro adaptado para delfines es una especie de máscara con forma de botella invertida, cuya apertura se coloca cubriendo el orificio de respiración del animal -o espiráculo-, situado en la parte superior de la cabeza

Investigadores de la Fundación Oceanogràfic, en colaboración con el Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS) del Hospital Clínic de Barcelona y la institución de investigación internacional Global Diving Research, han desarrollado una nueva técnica que permite detectar enfermedades pulmonares en los delfines.

Según el Oceanogràfic, de las 89 especies de cetáceos que se conocen, 25 (un 28 por ciento) están incluidas en alguna de las categorías de riesgo de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, en sus siglas en inglés).

Alicia Borque, del Departamento de Investigación de la Fundación Oceanogràfic, ha señalado que esta técnica pionera “detecta, determina y cuantifica este tipo de dolencias pulmonares de una manera más precisa, más rápida y no invasiva”.

Además, tiene la ventaja añadida de que el aparato de medida es de fácil transporte y manejo, y requiere de una manipulación prácticamente mínima del animal.

Todo esto resulta “una ventaja considerable en situaciones de urgencia como los varamientos, donde cada minuto cuenta y establecer ‘in situ’ un diagnóstico acertado puede ser la clave para que el espécimen sobreviva”, ha señalado. De momento, sólo se ha validado en delfines mulares pero podría extrapolarse al resto de cetáceos, según han indicado las mismas fuentes.

Alicia Borque haciendo una espirometría al delfín Josué con el cuidador David Peula. 2
Alicia Borque haciendo una espirometría al delfín Josué con el cuidador David Peula. 2

La técnica en cuestión es la espirometría, una herramienta diagnóstica muy extendida en humanos para medir su función pulmonar y que ahora, por primera vez, se ha utilizado y demostrado efectiva en mamíferos marinos para la identificación de enfermedades respiratorias.

En el paso de personas a cetáceos ha sido decisivo el papel de Felip Burgos, del grupo de investigación de Mecanismos fisiopatológicos de las enfermedades respiratorias, perteneciente al IDIBAPS, experto con reconocimiento mundial en espirometría en humanos y coautor de la publicación.

El espirómetro adaptado para delfines es una especie de máscara con forma de botella invertida, cuya apertura se coloca cubriendo el orificio de respiración del animal -o espiráculo-, situado en la parte superior de la cabeza. Unos sensores detectan el flujo de aire que sale y entra mientras el animal respira y, gracias a estos datos, se puede estudiar la capacidad y función pulmonar.

Este equipo de espirometría ha sido desarrollado en los últimos años gracias al trabajo de Andreas Fahlam, investigador senior de Global Diving Research y la Fundación Oceanogràfic, coautor del estudio y director de la tesis doctoral de Borque junto a Romana Capaccioni, profesora titular de la Universitat de València.