Ancianos atados, con llagas y desatendidos en una residencia de ancianos de Llíria

La Generalitat abre una investigación tras conocerse unas imágenes grabadas por una trabajadora

La Conselleria de Igualdad ha informado de que va a abrir una investigación a la residencia Domus VI de Llíria (Valencia) tras unas imágenes, al parecer grabadas por una empleada del centro, en las que se observan supuestos casos de maltrato.

En estas imágenes, emitidas este martes por Telecinco, se puede ver a varios ancianos atados a sillas y con llagas o desnudos a quienes se deja desatendidos para comer e incluso tras caer al suelo.

La Conselleria de Igualdad, según han informado fuentes de la Generalitat, ha inspeccionado el centro en cuatro ocasiones desde que Domus VI compró las instalaciones en noviembre de 2018.

En estas inspecciones se detectaron varios incumplimientos graves, tales como falta de personal médico y enfermería, mobiliario defectuoso, falta de cuidado a residentes o incumplimiento de contrato no carecer de servicio de peluquería y podología, y por estos motivos se impuso a la empresa una multa de 174.000 euros.

La residencia Domus VI subsanó algunas de estas deficiencias -otras se encuentran en proceso de subsanación- y actualmente tiene capacidad para 150 internos, han informado las mismas fuentes.En otra residencia de esta misma empresa ubicada en Alcoy (Alicante) han fallecido más de 70 internos durante la pandemia (más de la mitad de los internos) y la Conselleria de Sanidad ha advertido “posibles negligencias graves”.