El cura de L' Enova no contagió a nadie en las comuniones

Todas las PCR practicadas a las personas con la que tuvo contagio han dado negativo

Todas las PCR realizadas a un centenar de vecinos de L'Énova (Valencia) por riesgo al haber estado en contacto con el párroco de la localidad han dado negativo, al igual que las practicadas a un grupo que se hizo las pruebas por su cuenta, unas 4 ó 5 personas colaboradoras del cura y los residentes y trabajadores de una residencia privada de este municipio.

Así lo ha confirmado el alcalde, Tomás Giner, que ha precisado que el párroco visitó hace dos semanas esta residencia privada de la tercera edad, y los 24 ancianos residentes y los trabajadores sanitarios se hicieron la prueba de coronavirus, que ha dado resultados negativos.

Por tanto, todas las personas que asistieron a ceremonias religiosas, incluidas las comuniones de seis niños, han dato resultado negativo por coronavirus.

El párroco, que comenzó a sentirse mal el pasado martes y acudió a practicarse la prueba, que dio positivo, sufrió en los últimos días un agravamiento de los síntomas y el sábado fue ingresado en un centro hospitalario para recibir tratamiento, al que está respondiendo bien y en situación estable.

El alcalde de L'Énova ha comentado a Efe que la historia ha terminado “feliz” y por esta vez “nos hemos librado” pero “nunca se sabe” porque “esto continúa”.

Tras el positivo del párroco, los vecinos acudieron al centro de salud de La Pobla Llarga a practicarse las pruebas, que también se van a realizar a partir de este lunes a una treintena de personas de Sant Joanet que están aisladas desde el miércoles pasado por haber podido estar en contacto con el párroco, según informó su alcalde, Santiago Enguídanos.