“O covid o neumonía”, la protesta de los estudiantes valencianos contra la Conselleria de Educación

Reclaman más profesores para reducir las ratios y asistir a clase con seguridad pese a las bajas temperaturas

El Sindicat d' Estudiants ha convocado protestas para hoy y mañana
El Sindicat d' Estudiants ha convocado protestas para hoy y mañanaTwitterTwitter

Los estudiantes de los centros de educación pública de la Comunitat Valenciana han iniciado movilizaciones para solicitar a la Conselleria de Educación que mejoren las condiciones en las que se imparten las clases. “Ni covid ni frío”, “¿qué tipo de educación es la que nos condena a coger covid o neumonía?”

El Sindicat d’ Estudiants del País Valencià denuncia que no se han implantado “medidas contundentes” para reducir la ola de contagios. “Hemos exigido bajar las ratios con la contratación masiva de profesores. Por el contrario, la solución ha sido “abrir las ventanas y ahora estamos pagando las consecuencias de la desidia de la comunidad educativa”.

A las 9 de la mañana han comenzado las primeras protestas que seguirán esta tarde a las cinco y continuarán el viernes.

Esta organización sindical asegura que se está dando clase a cinco grados, tapados con mantas, guantes, bufandas, abrigos y gorros. “Nuestras aulas son neveras y no se elimina el riesgo de contagios”. Recuerdan además que la Ley Orgánica de Educación recoge que la temperatura mínima debe ser de 17 grados.

Insiste en que hay centros que no encienden la calefacción, con techos que “se caen a trozos”, ventanas que no cierran y “barracones donde la climatización es una utopía y se condena a sufrir una ola de frío en invierno y otra de calor en verano”.

El Sindicat d’ Estudiants denuncia además que la bajada de ratios anunciada a “bombo y platillo” por el conseller de Educación, Vicent Marzà, no ha dado resultados y las ratios son de 25 alumnos por clase. “No hay personal para ejecutar los protocolos sanitarios, ni enfermeros y los profesores hacen malabares para explicar el temario”.

En esta denuncia reparte responsabilidades al Ministerio de Educación por no dar más presupuesto a las comunidades autónomas.