Economía propone que Feria Valencia e IFA sean corporaciones privadas con control público

La Conselleria de Hacienda deberá dar el visto bueno a la proposición

Presentación de la propuesta de Economía Sostenible sobre Feria Valencia e IFA
Presentación de la propuesta de Economía Sostenible sobre Feria Valencia e IFAGVA

Una vez solucionada la subrogación de la deuda de Feria Valencia por parte de la Generalitat valenciana y la cesión de la concesión en manos del Ayuntamiento de Valencia al Consell, solo queda por definir la personalidad jurídica de Feria Valencia y de la Institución Ferial Alicantina (IFA), un asunto para nada menor.

Tras años de proceso de reestructuración de las entidades feriales -arrancó en 2017- y de continuos desencuentros entre la Conselleria de Economía (en manos de Compromís) y la de Hacienda (dirigida por los socialistas), parece que el Departamento de Economía ha hallado la “fórmula mágica” para que la personalidad jurídica de las ferias encaje con el modelo de negocio que desarrollarán a partir de ahora (si es que supera la crisis ocasionada por la pandemia).

El subsecretario de la Conselleria de Economía, Natxo Costa, ha expuesto esta mañana a los medios de comunicación la idea de convertir estas instituciones en corporaciones de derecho público -como lo son las Cámaras de Comercio o los Colegios profesionales- lo cual implicaría contar con una financiación privada pero estar sometidas a un control público.

“Esa era nuestra principal condición desde el principio”, ha recordado Costa, quien ha explicado que previamente había mostrado el borrador de anteproyecto de ley a la Conselleria de Hacienda, con quien deberá llegar a un acuerdo sobre el asunto.

La única condición para que Feria Valencia e IFA puedan ser corporaciones de derecho público es que esto figure una ley, por lo que el Departamento de Economía ha redactado un borrador de anteproyecto que espera que pueda llegar a Les Corts como decreto de urgencia para que entre en vigor de manera inmediata, y sea debatido posteriormente por los diferentes grupos parlamentarios.

Costa ha justificado la urgencia en la apertura lo más pronto posible del proceso de diálogo competitivo para que los operadores internacionales privados puedan presentar sus propuestas para la gestión, y en el reciente acuerdo de los bonistas para la subrogación de la deuda de Feria Valencia y del Ayuntamiento para la cesión de los terrenos e instalaciones a la Generalitat, así como por la preparación de las ferias ante la vuelta a la actividad tras la pandemia.

Según Costa, se han analizado figuras jurídicas como la fundación, la asociación o el consorcio y se ha realizado un análisis comparado de cómo se organizan otras entidades feriales en España, y finalmente se ha elegido “un híbrido”, la corporación de derecho público. ”Pensamos que nos copiarán. Menos las dos grandes -IFEMA y Fira de Barcelona-, en pocos años casi todas las ferias acabarán incorporando a su ley de ferias la figura de corporación de derecho público”, ha asegurado el subsecretario de Economía.

Su financiación será privada y no estarán clasificadas en el sector de administraciones públicas, de manera que su deuda y déficit no consolidará con los de la Administración General de la Generalitat puesto que las subvenciones públicas que pueda recibir no superarán el 50 % de sus ingresos, y sus empleados no serán empleados públicos.

Respecto a la formulación de las cuentas anuales de Feria Valencia el 31 de marzo a partir de su situación de insolvencia, ha opinado que no habrá problema dado que el auditor “es conocedor” de que se han puesto en marcha los decretos de ayudas, la subrogación de la deuda, la definición de la naturaleza jurídica y la mutación de los terrenos ha sido aprobada y aceptada y, aunque sean hechos posteriores al cierre de las cuentas, “entran en la dinámica de solución del problema” y “no se declarará la quiebra”.

Dudas de Hacienda

El propio Costa ha reconocido que la Conselleria de Hacienda ha acogido su propuesta con “dudas y sorpresa”, ya que tras años de defender un modelo de feria completamente público, la Conselleria de Economía plantea ahora un formato privado pero sometido a los controles de la Administración.

Por su parte, desde Hacienda han señalado que no han tenido todavía tiempo suficiente para analizar la propuesta aunque esta deberá cumplir los objetivos marcados por el Consell, es decir, la reestructuración de Feria Valencia para hacerla sostenible en el medio y largo plazo, optimizar los usos de las infraestructuras y evaluar nuevos usos complementarios con la actividad ferial siempre que sean de carácter público.