Preocupación y dudas entre los empresarios por el futuro de Feria Valencia diseñado por Costa

La Abogacía de la Generalitat retoca detalles del documento elaborado por Economía

El conseller de Economía, Rafael Climent (izda) junto al subsecretario de la Conselleria, Natxo Costa
El conseller de Economía, Rafael Climent (izda) junto al subsecretario de la Conselleria, Natxo Costa

Los empresarios valencianos representados en el patronato de Feria Valencia no ven nada claro el futuro que la Conselleria de Economía está diseñando para la institución. La semana pasada el subsecretario de dicho Departamento, Natxo Costa, presentó ante los medios de comunicación y, posteriormente, ante los empresarios, un borrador de decreto que establece que Feria Valencia y la Institución Ferial Alicantina (IFA) pasen a ser corporaciones de derecho público, lo cual implica que su financiación es privada, aunque pueden recibir subvenciones públicas y están sometida al control de la Administración.

Las dudas entre los empresarios surgen por varias razones. Una de ellas se basa en que Costa presentara un documento que todavía no ha sido aprobado por la Abogacía de la Generalitat. La otra duda, y más importante, gira entorno a la deuda pendiente de Feria Valencia y a sí esta puede ser asumida por la Generalitat en el marco de la nueva personalidad jurídica planteada por Costa.

Lo cierto es que el decreto presentado por el subsecretario de Economía no dice nada sobre la deuda de la institución que, hasta ahora, ha sido el principal quebradero de cabeza para la Conselleria de Hacienda. Hasta el momento, la Generalitat valenciana ha subrogado 227,5 millones de euros que estaban en manos de los bonistas y otros 49 que pertenecían al Banco Europeo de Inversiones (BEI), pero quedan pendientes de pagar cerca de 500 millones de euros de deuda propia. «En el patronato, no nos sale la ecuación», señalan fuentes empresariales.

Añaden, además que el modelo de la corporación de derecho público les parece bien siempre y cuando la externalización de las ferias no incluya a las principales, como Cevisama o Habitat, es decir, aquellas que «tienen a sectores valencianos detrás».

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata, asegura a este periódico que la forma jurídica que tenga la Feria es solo un instrumento, pero lo más importante es que la institución «se dedique a lo que se tiene que dedicar, y no a otras cosas» Además, resalta la importancia de que en los órganos de dirección, ya sea un Consejo o Patronato, estén presentes los empresarios.

Por otra parte, la Conselleria de Economía deberá remitir la semana que viene un documento «más perfilado» a la Abogacía de la Generalitat valenciana, después de que esta entidad haya modificado algunos aspectos del borrador presentado la semana pasada por Costa.

Añaden, además que el modelo de la corporación de derecho público les parece bien siempre y cuando la externalización de las ferias no incluya a las principales, como Cevisama o Habitat, es decir, aquellas que “tienen a sectores valencianos detrás”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata, asegura a este periódico que la forma jurídica que tenga la Feria es solo un instrumento, pero lo más importante es que la institución “se dedique a lo que se tiene que dedicar, y no a otras cosas”. Además, resalta la importancia de que en los órganos de dirección, ya sea un Consejo o Patronato, estén presentes los empresarios.

Por otra parte, la Conselleria de Economía deberá remitir la semana que viene un documento “más perfilado” a la Abogacía de la Generalitat valenciana, después de que esta entidad haya modificado algunos aspectos del borrador presentado la semana pasada por Costa. Hasta que la Abogacía no dé el visto bueno al documento, este no podrá presentarse en el pleno del Consell.

La Conselleria de Hacienda, responsable de la parte financiera de la reestructuración de la Feria, no se manifestará hasta que este borrador de decreto llegue al pleno.

Desde que iniciara el proceso de reestructuración de Feria Valencia e IFA, no han sido pocos los encontronazos entre la Conselleria de Economía, bajo el mando de Rafael Climent (Compromís), y la Conselleria de Hacienda, dirigida por el socialista Vicent Soler.