Aparece un jabalí atropellado en la carretera de El Saler, en Valencia

Los expertos creen que su presencia en la Devesa es casual aunque alertan de la proliferación de este animal en la Comunitat

Aumentan un 47% los accidentes provocados por jabalíes en dos años, según un estudio
Imagen de archivo de un jabalí muerto en un accidente de tráfico. FOTO: CENTRO DE ESTUDIOS PONLE FRENO

Un jabalí de grandes dimensiones ha aparecido muerte en el arcén de la carretera de El Saler (Valencia) esta semana, al parecer, atropellado por un coche.

El animal, de grandes dimensiones, tiene un fuerte golpe que le habría provocado la muerte. Su cuerpo está apenas a unos metros del parque de bomberos, muy próximo a la entrada principal a las urbanizaciones de la zona.

Las fuentes consultadas en el Ayuntamiento de Valencia concretamente de la Oficina de Devesa-Albufera admitieron que se ha detectado en alguna ocasión la presencia esporádica de algún grupo de estos animales en las zonas más cerradas del bosque, pero que no existe una población estable sino que algunos ejemplares pueden ir de paso o acercarse desde zonas más al sur como Cullera o la comarca de La Safor a la que pueden acceder bajando por algunos barrancos.

De hecho, tanto durante el confinamiento como incluso a principios de año se han difundido vídeos en los que se veía a manadas de jabalís campando de noche a su anchas en Dénia e incluso a un ejemplar olisqueando en busca de comida en el paseo marítimo de El Perelló.

Consultada la Generalitat Valenciana, fuentes de la Conselleria de Agricultura señalaron que el Centro de Recuperación de Especies de El Saler no tenía ningún jabalí ni había constancia de que los hubiera en El Saler. Sí que es cierto que la presencia del jabalí es cada vez mayor tanto por el confinamiento motivado por la pandemia que hizo que los cazadores no salieran al campo, como por las propias limitaciones a la caza de los últimos años.

De hecho, el número de atropellos a jabalís en la última década se ha triplicado y ya son varios los motoristas que han fallecido a causa de accidentes provocados por colisiones con estos grandes animales. Sin embargo, en los últimos años y en toda la comarca de L’Horta solo se ha tenido constancia de 28 atropellos a fauna salvaje que engloba no solo al jabalí sino a un buen número de especies como el conejo, el zorro o algunas aves.

En cualquier caso, se supone que la presencia del jabalí en El Saler fue casual y no refleja la presencia de una población estable. Aunque tampoco hay que descartar que pueda volver a avistarse algún ejemplar en esa zona.

Jesús Cardells, profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera explica que no es extraño que algún jabalí pueda llegar a El Saler habida cuenta de la sobrepoblación que existe: “están por todas partes”, y explicó que un animal de este tipo puede desplazarse hasta a cien kilómetros de distancia en una jornada.