El detenido por matar a su ex pareja en Elche, con cuatro rehenes, gritaba: “¡Quiero ver a mi hija!”

Una vecina cuenta que oyó los disparos a las cinco de la madrugada y pensó que eran petardos

Agentes de la Policía científica recogen información del domicilio dónde ha sido detenido el presunto autor del crimen machista de Elche
Agentes de la Policía científica recogen información del domicilio dónde ha sido detenido el presunto autor del crimen machista de Elche FOTO: MORELL EFE

Atrincherado con cuatro personas, con un fusil de asalto y disparando a la Policía que trataba de liberar a los rehenes y de detener al presunto asesino de su pareja en Elche, de tan solo 25 años, en el día de Navidad. Mientras todo esto sucedía, el detenido, a las 5.30 de la mañana gritaba: “Quiero ver a mi hija” y otra personas le respondía. “Si te coge la Policía solo podrás hacerlo desde la cárcel”.

Una vecina que ha escuchado varios de los disparos del fusil de asalto AK-47 usado contra la Policía por el hombre buscado por el crimen machista de Elche (Alicante) durante su atrincheramiento con rehenes pensó en un principio que se trataba de petardos lanzados en plena madrugada.

Esta mujer, que vive en un domicilio cercano al lugar de los hechos, en el número 5 de la venida Ausías March, ha relatado que oyó tres disparos así como gritos desde dentro de la vivienda donde el presunto asesino machista tenía retenidas a tres mujeres y a un hombre.

La vecina ha señalado que ha visto por su ventana un numeroso despliegue policial que ha terminado con la detención del individuo, de lo que se “alegra” después de conocer que era el hombre buscado por supuestamente asesinar de un disparo en la cabeza el pasado día de Navidad a su pareja en el barrio ilicitano de Los Palmerales, una joven de 25 años paraguaya que deja huérfanos a un niño de 10 años y una niña de 3.

Otro vecino de esta avenida del barrio Carrús de Elche también ha comentado a los medios de comunicación que vio cómo introducían al detenido, esposado, en un coche policial en torno a las 5.30, y que había muchos policías, tanto uniformados como agentes de paisano.