Coronavirus

Cuarentena con Niños Mutantes: “He hecho la mitad de los bizcochos del mundo”

Nani Castañeda, el batería del grupo que acaba de publicar “Ventanas”, nos envía sus reflexiones

Nani Castañeda, de Niños Mutantes
Nani Castañeda, de Niños Mutantes FOTO: Nani Castañeda

Nani Castañeda es el batería de la banda Niños Mutantes, de Granada. Acaban de publicar un disco con título que le viene perfecta a la cuarentena: “Ventanas”. Desde su casa con ventanas nos envía su propio diario de cuarentena. Dice Así:

"He hecho ya la mitad de los bizcochos que existen en el mundo con mis hijos, ahora vamos por la tarta de queso. Acabé el último libro de Vargas Llosa (maravilloso) y ahora ando leyendo la biografía de León Felipe escrita por Luis Rius, otra maravilla, porque no conocía nada a León Felipe y porque Luis Rius la escribe con una belleza indescriptible.

Los invertebrados se dividen en: Poríferos, Cnidarios, Artrópodos y un montón de bichos más que no recuerdo, pero Daniela sí. He aprendido a hacer la prueba de la división, una cosa que se hace para comprobar que la división está bien. Bruno dice que es como magia pero con números. Yo digo que a mí eso no me lo enseñaron…

Las plantas de mi terraza están contentísimas con esto de la cuarentena, jamás han estado tan cuidadas, podadas y lustrosas. El orden del pequeño cuarto de jardinería que tengo junto a ellas, es inaudito.

Hemos grabado cada uno desde casa una reinterpretación de La Ausente y estamos pensando en algunas más. He pinchado con Migue Haro desde nuestros salones en directo a través Instagram. Sonaba fatal, pero hablamos muchísimo de música y eso siempre ensancha el alma, a quien habla y a quién escucha. He hecho unas cinco entrevistas, hemos escuchado la mitad de los vinilos de casa y consumimos cine y series con moderación.

Pero sobre todo, estoy feliz descubriendo que el tiempo en casa con la familia es un regalo que nos mereceríamos mucho más a menudo, no debería ser tan complicado. Mi familia me cae bien, me gusta hacer el idiota con ellos.

Por supuesto, estoy fascinado con la generosidad de tantos sectores de la población que lo están dando todo y espero y deseo que podamos volver a abrazarnos unos a otros cuanto antes. Si deja de poder hacerse esto, yo me bajo del mundo.

A por la quinta semana. Cuídense y sean felices en la medida de lo posible"