#culturaencasa: De las palizas y delirios de Alexander DeLarge a las hermosas migas de pan de Silvia Pérez Cruz

Estas son las recomendaciones culturales que os proponemos para disfrutar del comienzo del fin de semana

Película

“La naranja mecánica”

Lo cierto es que “La naranja mecánica” no es una obra de fácil digestión. No se consume con agrado, no genera satisfacción contemplarla y ni siquiera es capaz de arrancar una mueca de alivio, plenitud o momentánea felicidad, por pasajera que resulte. Pero, ¿acaso el cine tiene la obligación de procurar estas sensaciones? ¿Tiene que ser comedido, didáctico, agradable o moralizante? Con esta adaptación apoteósica de la novela de Anthony Burgess , un cineasta tan virtuoso como Kubrick demuestra sobradamente que no. Ludovico es el nombre que recibe el tratamiento psiquiátrico al que Alex, un joven asesino británico enfermo de violencia, interpretado de forma colosal por Malcom McDowell, se somete tras ser condenado a prisión. En esta distópica e inclasificable historia se perfilan una serie de cuestionamientos sociales relacionados con la conducta juvenil de los setenta, la enajenación y la criminalidad. Para muchos, la obra de culto más sobresaliente del director.

Disponible en: https://www.filmin.es/director/stanley-kubrick

Disco

“Domus”

Cuando Silvia Pérez Cruz subió al escenario de la XXXI edición de los Goya para recoger el premio por su canción “Ai, ai, ai” (de la película de Eduard Cortés, “Cerca de tu casa”) y cogió el micro para agradecerlo solo necesitó una cosa: cantar unas estrofas de “No hay tanto pan”. Con esa voz que se cuela por los huesos y parece bañada por la belleza de los fados, la cantante catalana emocionaba a los presentes. En este delicado disco se incluyen esa y otras canciones plagadas de encanto, de rabia y de sed.

Disponible en: https://open.spotify.com/album/4Z7wmKtlaZFlqJCkxZ1PST?si=4TEd1gsZS96XrzM7c4xwHw

Exposición

“El deseo de ser ciervo”

Dar voz a las cosas pequeñas puede contribuir, quién sabe, a que un día se conviertan en grandes. Y no porque incialmente no lo sean, sino porque no se las proyecta como tales. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la obra de la artista Mónica Subidé. En su muestra “El deseo de ser ciervo”, que se puede disfrutar virtualmente en la web de la galería Bea Villamarín, prima el instinto, lo salvaje, lo tribal.

Disponible en: https://beavillamarin.com/artistas/monica-subide/monica-subide-obra/

Libro

“Perder ciudades”

El autor de este libro propone un juego. ¿Qué pasa si nos borramos de las fotografías de los viajes que hemos hecho y seguimos el consejo de Don Drapper en la serie “Mad Men” para utilizarlas no como un cohete espacial sino como una máquina del tiempo? Simplemente para ver a dónde conducen. Y así, con semejante propuesta, el escritor Hilario J. Rodríguez sumerge al lector en esta breve pero apasionada lectura sobre su experiencia en Rusia y en África, ya no solo como viajero, sino como observador. Viajar, asegura, “consiste en estar en un sitio y sentirse en otro”. En estas páginas, sin embargo, dan ganas de estar siempre.

Disponible en: https://catalogo.librerantes.com/narrativa/134-perder-ciudades-dos-viajes-en-el-siglo-xxi-9788460818847.html

Serie

“Boardwalk Empire"

Cuando “Boardwalk Empire” se estrenó hace unos años, poco o nada tardó en convertirse en una auténtica serie de referencia. Venía avalada, el menos en lo económico, por alguien de la talla de Scorsese y ya solo este dato, junto con el de la participación del carismático Steve Buscemi, parecía sinónimo ineludible de éxito. Plena ley seca, mafia y política. ¿El resultado? Sensacional.

Disponible en: https://es.hboespana.com/series/boardwalk-empire/d7c5619a-9926-4463-a984-6baa07b9121d