El Ayuntamiento de Madrid deniega el permiso al Tomavistas Extra, que se cancela

El Festival, que arrancaba en dos días, muestra su “indignación” ante la falta de claridad y de seguridad jurídica

Los organizadores del Festival Tomavistas Extra, que iba a celebrarse desde e próximo 2 de septiembre con aforo reducido y localidades sentadas y que incluia a nombres como Carolina Durante o Novedades Carminha acaba de anunciar su cancelación debido a que el Ayuntamiento de Madrid ha denegado los permisos para su celebración a dos días de su arranque. Según Tomavistas, las autoridades municipales han contestado hoy negativamente, el último día para llevar a cabo el montaje, “ante la actual evolución y datos de la situación epidemiológica”. Los organizadores muestran su “indignación” y lamentan el “agravio comparativo” con otros sectores, mientras relatan la ambigüedad legislativa y el caos administrativo que afecta a los espectáculos en la capital.

Tras más de una semana de contactos con las distintas administraciones, y ante las nuevas restricciones, los organizadores de Tomavistas se han puesto en contacto tanto con el distrito de Arganzuela, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid “tratando que nos confirmaran que podíamos seguir adelante”. “Necesitábamos recibir la notificación oficial positiva al Plan de Actuación en Contexto COVID-19 y a una numerosa documentación técnica presentada y actualizada durante varias semanas que recogía punto por punto las medidas preventivas y limitaciones de todas las Órdenes publicadas por la Comunidad de Madrid, completadas con las recomendaciones acordadas en la con el Sistema Nacional de Salud”, explican en un comunicado.

Los organizadores explican que se han debido enfrentar no solo “a una regulación cambiante y ambigua a nivel nacional, autonómico y local”, sino también con la falta de respuesta a las consultas elevadas a las autoridades competentes, ante los vaivenes y decisiones judiciales, así como el anuncio del cierre de parques en la ciudad de Madrid de 22:00 a 06:00. “Precisamente, por este último anuncio se nos solicitó por parte del Ayuntamiento de Madrid, hace apenas hace dos días, que para agilizar los trámites de la licencia definitiva redujéramos nuestro aforo a pesar de cumplir todos los requisitos legales en la documentación aportada (a priori permitido por la normativa citada anteriormente) de 1314 personas a menos de 600 personas”, explican.

Con esta reducción de aforo, el evento no contaba con la descripción de evento multitudinario (igual o superior a 600 asistentes) para el que debiera realizarse un Plan de Actuación por parte del organizador y una evaluación del riesgo por parte de la autoridad sanitaria. De esta manera, el Ayuntamiento de Madrid evitaba tener que contar con la autorización de la Comunidad Autónoma, en aplicación de la Orden 1008/2020.

“Tal ha sido nuestra buena fe que igualmente presentamos ambos documentos, aun no siendo exigibles al organizador. Ese era un cambio importante, pero durante el fin de semana y a pesar de cumplir toda la normativa aplicable, cambiamos el formato del festival (para cumplir con las propuestas de limitación de aforo que nos trasladaron desde el propio consistorio) con el apoyo de nuestros técnicos, proveedores, patrocinadores y artistas y lo presentamos hace apenas unas horas en el órgano competente, para que hoy lunes 31 de agosto (nuestro último día para hacer viable el proyecto de montaje) las autoridades municipales nos dieran respuesta. Desgraciadamente la respuesta ha sido negativa por el riesgo de la celebración del evento ante la actual evolución y datos de la situación epidemiológica, y por estos motivos nos han denegado la celebración del evento musical”, lamentan.

Para Tomavistas, “esto supone un gran agravio comparativo con otros sectores que permanecen abiertos incluso en el mismo distrito a la pública concurrencia en rotación y sin trazabilidad alguna, pese a que por nuestra parte cumplimos escrupulosamente con toda la normativa de aplicación respecto a medidas preventivas, organizativas, de limpieza e higiene, trazabilidad, sectorización, escalonamientos de accesos, limitaciones de aforo, y un largo etcétera de buenas prácticas y documentación complementaria, que van más allá del estricto cumplimiento normativo”.

“Estamos realmente tristes e indignados porque todo el trabajo de tantos meses y tantas personas ha sido en vano. Sin entrar demasiado a valorar las circunstancias y las decisiones tomadas, que analizaremos más profundamente en próximos días, sólo podemos comunicaros que Tomavistas Extra 2020 no tendrá lugar y el importe de las entradas será devuelto en un plazo máximo de 30 días de manera automática. Agradecemos desde Tomavistas la comprensión y el apoyo de artistas, proveedores, patrocinadores y sobre todo a nuestro público que ha vuelto a confiar en Tomavistas, con la mayoría de conciertos rozando el sold out. Estamos tocados, pero no hundidos y en breve seguiremos informando de novedades”, concluyen.