Crítica de “Salir del ropero”: El armario, para ellos ★★★✩✩

Dirección y guión: Ángeles Reiné. Intérpretes: Verónica Forqué, Rosa María Sardá, Candela Peña. España, 2019. Duración: 94 minutos. Comedia romántica.

Pues a lo mejor, vistos los primeros minutos de este debut, es un remake puesto al día de “La jaula de las locas”, aquella disparatada película que dirigió Édouard Molinaro en 1980 sobre una pareja gay ya madurita que debe disimularlo frente a sus suegros. Pues no, y mira que le faltó poco, nada, un giro tonto de guión. Eva, abogada española, vive en Edimburgo y se ha comprometido con el apuesto heredero de una gran y ultraconservadora familia escocesa. Pero Sofía, la abuela de Eva, ha decidido casarse con Celia, el amor prohibido de su vida desde que eran adolescentes. Lo que para Eva supone una metedura de pata grave (no que se quieran, pero que lo hagan de puertas para adentro), ya que teme la reacción de los padres del novio, por eso intentará convencerlas para que no pasen de ninguna manera por el altar. La pareja protagonista de esta comedia romántica, mucho, y de enredo, más, está fabulosa, aunque alguna historia paralela resulte forzada o banal y el aire de lo previsible se respire en todo el metraje. Lo peor de todo, sin embargo: despedir ya para siempre a la Sardá.

Lo mejor: Sus dos actrices protagonistas, que destilan entre ellas química, naturalidad y, sí, amor del bueno

Lo peor: Saber que ya no volveremos a ver lo nuevo de la Sardá y ese aire previsible que se respira en todo el filme