Crítica de «The Father»: ¿Qué nos quiere decir tu difunta madre? ★★★✩✩

Dirección y guión: Kristina Grozeva y Petar Valchanov. Intérpretes: Ivan Barnev, Ivan Savov, Tanya Shahova y Hristofor Nedkov. Bulgaria, 2019. Duración: 87 minutos. Tragicomedia.

Comencemos por el final. Por un entierro, el de una mujer mayor, pero no tanto, nunca se es tanto. Por la reacción del marido, que quiere fotografiarla antes de que la tierra les diga adiós, de Pavel, el único hijo de ambos, con gesto estupefacto y que no sabe lo que se le viene encima. Sí, el colérico Vassil parece que ha perdido la cabeza, habla de jarrones cifrados, de que la fallecida intenta mandarle un último mensaje, y pretende ingresar en una especie de secta mística. Pero Pavel decide no abandonarlo aunque ambos comiencen un via crucis y los reproches no tarden en escupir a la cara. Vassil, que desconfía de lo sobrenatural, le miente a su esposa, que está embarazada, al colega del trabajo, para que no sepan lo que está realmente sucediendo. No tiene, sin embargo, una buena relación con el viudo hace tiempo, pero sigue siendo el padre, el pintor que reniega de los comunistas, aunque todavía tenga el carnet, en un país, Bulgaria, donde continúan llamándose camarada, insoportablemente burocrático, crispado, lo que los directores consiguen transmitir a través de pequeños detalles (la pareja que come en un bar y acaba absurdamente peleada) que nutren esta inteligente comedia trágica y a veces absurda en la que Pavel intenta comprender lo que sucede mientras corre tras Vassil. No todos los lutos son iguales, ni todos los remordimientos pesan lo mismo. Ojalá llegue pronto el día en que la mermelada de membrillo nos ayude a perdonarnos.

Lo mejor: Esta buena road movie paternofilial también consigue reflejar la situación de un país, Bulgaria, como ralentizado.
Lo peor: A veces, el estatismo del hijo, sus mentiras una tras otra, nos provocan ganas de zarandearlo por las solapas.